Milán deslumbra en sus dos primeras jornadas de desfiles de moda masculina

La capital de la moda italiana coge el testigo de Londres dentro del calendario de las 'fashion week' masculinas

by hola.com
Las dos primeras jornadas de la Semana de la Moda Masculina de Milán han revelado la genialidad que se esperaba de una de las pasarelas de moda para hombre punteras en el circuito internacional: un clásico del calendario de las fashion week, junto a París, que este año forma parte de la raíz principal de ese maratón de moda masculina que daba comienzo la semana pasada en Londres, y que se prolongará hasta el 23 de enero con la segunda edición de la MFSHOW Men de Madrid.

La primera en despegar: Corneliani, una de las casas de sastrería tradicional italiana con más solera -el negocio familiar se romanta a los años 30-, y a la que seguirían algunos de los pesos pesados de la pasarela milanesa, con Salvatore Ferragamo, Missoni o Prada a la cabeza.
* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Una de las propuestas más audaces de esta edición de la Semana de la Moda Masculina de Milán ha sido la de Neil Barrett, cuyo núcleo central gira en torno a la peletería y las piezas de outwear en cuero o piel vuelta, la felpa y la lana merina, con mezcla de texturas y tonalidades degradé que van del marrón oscuro al camel. © Estrop
Escala de gris niebla, negro y verde militar: tres colores que vertebran la nueva colección de Bottega Veneta para el próximo invierno. Los detalles: las solapas con doble vuelta, la confluencia de líneas uniformadas y deportivas, las texturas en gamuza, lana o cachemira, las carteras cruzadas y los abrigos reversibles. © Estrop
Corneliani se encargaba de dar el pistoletazo de salida a la moda para hombre en Milán, con propuestas de sastrería y piezas de outwear en piel de pelo, alternando con mangas de lana o piel, tres piezas de corte tradicional en gris, y cazadoras de corte esmoquin. © Estrop
La primera pincelada de color de la semana la ponía Costume National, haciendo de los colores en alto contraste su seña de identidad para el invierno 2014-2015. Morados, bermellones, arenas, dorados, naranjas y azulones dominan esta paleta, donde imperan las americanas de corte esmoquin, las camisas de seda de color y los pantalones de ante. © Estrop
Dolce & Gabbana, como siempre, ponían la nota más llamativa del fin de semana, con una caolección cercana a su propuesta para mujer para esta primavera-verano, convirtiendo a sus modelos en caballeros de brillante armadura, inspirados en la confluencia histórica de la Sicilia natal de Domenico Dolce y Stefano Gabbana con la Normandía de Carlomagno. © Estrop
El resultado: piezas de sastrería de impecable ejecución que se dan la mano con piezas de inspiración medieval, como armaduras y mallas, estampados arquitectónicos de basílicas y mausoleos, piel de oveja y balaclavas. © Estrop
Detalles de la colección de Dolce & Gabbana para hombre, otoño-invierno 2014-2015. © Estrop
Las franjas de color, los contrastes y las armonías complementarias dominaron la apuesta de Salvatore Ferragamo para los hombres del invierno que viene. La propuesta de Massimiliano Giornetti apunta hacia los tejidos de factura exquisita y las líneas depuradas, con una paleta de colores cálidos en chocolate, crema, marino o azul acero. © Estrop
La firma de factura belga Les Hommes abrió su desfile con una selección de prendas depuradas de aire british, en negro riguroso, que poco a poco evolucionaron hacía propuestas más libres, con los estampados de aves exóticas como leit motiv.  © Estrop
La yuxtaposición de prendas oversize en piel, los esmoquines desestructurados, el animal print y las faldas tableadas sobre pantalón inspiran la nueva colección de John Richmond, que toma a la Velvet Underground como punto de partida, a modo de homenaje al recientemente desaparecido Lou Reed. © Estrop
El reto de Jil Sander en esta edición no ha sido otro que hacer frente a su primera colección sin la diseñadora que da nombre a la firma: a cargo de su equipo creativo, la propuesta no decepciona, con prendas de corte minimalista, quizá algo menos inspiradas que de costumbre, pero igualmente resolutivas gracias a las mezclas de color, los degradés y los efectos texturizados sobre el tejido. © Estrop
La nueva colección de John Varvatos no sólo se inspira en la banda de heavy metal Kiss: los integrantes del propio grupo saltaban a la pasarela durante el carrusel final, cerrando una propuesta dominada por el binomio blanco y negro. © Estrop
Donatella Versace sigue haciendo de las suyas con la firma heredada de su hermano mayor, Gianni Versace, intentando mantener vivo el espíritu de la firma, cuando se cumplen 17 años de la desaparición del diseñador italiano. Una colección de inspiración biker que habría hecho las delicias del modisto, con prendas glamourosas en cuero, bordados y tachuelas en oro, botas de cowboy y el maxiestampado marca de la casa. © Estrop
Los acolchados ganan un puesto de honor en esta edición de la Semana de la Moda Masculina de Milán, gracias sobre todo a dos colecciones, encargadas de sentar las bases de esta tendencia. La primera de ellas: Ermenegildo Zegna, que cuenta por segunda temporada consecutiva con la maestría de Stefano Pilati como director creativo, combinando las piezas de sastrería que han dado renombre a la firma durante décadas, con una corriente totalmente renovada de prendas de inspiración deportiva, como ponchos, cazadoras y parkas. © Estrop
La segunda propuesta 'acolchada' del fin de semana: la de Calvin Klein Collection, que apuesta por las geometrías y las líneas horizontales, alternando los efectos tornasolados de las cazadoras bomber con los cortes depurados de sus pantalones sastre. © Estrop
Los colores: dorados, arenas, tostados, aceros y azules. © Estrop
Los ponchos también han hecho acto de presencia en la nueva colección de Missoni, que no prescinde de los motivos y gamas de color marca de la casa, con gruesas prendas de punto, siluetas relajadas y piezas de crochet. © Estrop
Otra ración de acolchados: los de Moncler Gamme Bleu, con el genial Thom Browne a la cabeza, y que se decantaba por alternar su colección masculina con algunas propuestas para mujer. La inspiración: el golf y los clubs masculinos, con maxipantalones de tiro bajísimo, chalecos superpuestos, estampado dominó y gamas de color en blanco, azul, rojo y gris, con algunos guiños al verde y rosa asalmonado. © Estrop
Otra que no falla a su cita con equilibrio sartorial del color es Prada, que vuelve a destacar con una colección masculina que gira en torno a los tonos ceniza, los violetas, azules muy fríos, olivas y rojos. Los detalles: los bolsillos con remates y las corbatas a modo de bufanda desestructurada. © Estrop
La firma apuesta también por el acolchado en sus faldas para hombre, incorpoando a sus prendas de outwear las prendas de piel de pelo, los chalecos ceñidos con cinchas o las camisas de líneas puras, que caen hasta la rodilla. © Estrop