Así son las nuevas generaciones de artesanos zapateros 'made in Spain'

Cosido tradicional y producción a mano definen las piezas de calzado español contemporáneo

VER GALERÍA

'Ernesto' es uno de los modelos diseñados a medias entre Lander Urquijo y Monge Shoes

Martillo de remendón, horma, gouger, estacas, bisagras y escofinas. La profesión de zapatero, que desde el auge de las cadenas de producción en serie parecía estar abocada a las reparaciones y arreglos, ha entrado en los últimos años en una nueva etapa, gracias a las nuevas generaciones de artesanos de calzado, que proliferan especialmente en España -y más concretamente en Levante y Mallorca-, y que han consolidado el negocio de la producción artesanal de zapatos de diseño contemporáneo.

VER GALERÍA

Meermin centraliza su producción en Mallorca desde hace doce años

Una de estas alianzas es la de la firma de sastrería Lander Urquijo -establecida en 1977-, y Monge Shoes, un proyecto de Pedro Monge que veía la luz en 2012, y que esta temporada se han dado la mano a través de los modelos Ernesto y Fernando, dos habituales de la firma de zapatería, revisitados para la ocasión por el sastre. Zapatería clásica pero con carácter, que se resume en una pieza Oxford en piel marrón con suela de cuero teñida a mano y sobresuela para proteger de la lluvia, y un mocasín de borlas en ante encerado de aspecto vintage.

VER GALERÍA

El 'MO'cassin', creado en consonacia con el movimiento 'Movember'

No es el primer paso de renovación que la casa de sastrería lleva a cabo en los últimos meses: The Apartment abría sus puertas en la calle Serrano de Madrid a principios de la temporada pasada, con propuestas de sastrería a medida y asesoramiento en etiqueta de ceremonia para hombres. Algo parecido le ha sucedido a George's Shoes: una empresa de producción de zapatos para hombre y mujer, elaborados artesanalmente en Mallorca desde 1967, con un rango de producción reducida de unas 250 piezas al día.

VER GALERÍA

Mocasín con borlas en piel de alto brillo, cosido a mano, de Monge Shoes

La empresa, que acaba de entrar en su tercera generación de zapateros, cuenta entre sus propuestas con modelos tradicionales de aire preppy, y hasta cuatro tipos diferentes de construcciones. Su apuesta por las nuevas tendencias les ha llevado a crear un modelo específico inspirado en Movember, el movimiento solidario que propone dejarse crecer el bigote para crear conciencia en torno al cáncer de próstata.

También en Mallorca se encuentra el taller de Meermin, otra firma de calzado española fundada en 2001 sobre la herencia de cuatro generaciones de zapateros, y especializada en la fabricación de zapatos artesanales con cosido goodyear. El objetivo: producir zapatos de alta gama a un precio ajustado, tanto a través de la fabricación como de la distribución, que se realiza sin intermediarios.

Más sobre: