Faldas para hombre, tejidos reflectantes y 'look' pijamero, las apuestas más arriesgadas de París

La segunda jornada de desfiles se ha cerrado con las propuestas de Jean Paul Gaultier, Louis Vuitton y Viktor&Rolf

Si la primera jornada de la Semana de la Moda de París nos dejaba un torrente de color, la segunda cerró ayer con algunas de las propuestas y cortes más arriesgados para la próxima temporada otoño-invierno vistos hasta el momento. Los protagonistas del día: Jean Paul Gaultier, Rick Owens, Yohji Yamamoto e Issey Miyake, que se rindieron al lado más avant-garde de la pasarela masculina.

En concreto, los creadores japoneses, siempre abiertos a explorar patrones más novedosos, y que se imponían con los impermeables de aspecto metalizado, el tejido reflectante y las botas de agua por un lado, y con la ya popular falda para hombre por el otro.

La tendencia más destacada (y repetida): el look pijamero, que saca a la calle las prendas que tradicionalmente llevaríamos al calor del hogar, como el pantalón de seda estampado, de cómodas hechuras oversize, y las gabardinas inspiradas en el tradicional batín. Una reinterpretación de las prendas de andar por casa, que se asomaba a las colecciones de Dries van Noten, Henri Visbkov o Louis Vuitton. * Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Jean Paul Gaultier apostó por una presentación poco convencional para enseñarnos sus propuestas para el próximo invierno, en la que no faltan las prendas de punto, las tachuelas y los cortes y motivos geométricos. 
Issey Miyake se decanta por las hechuras 'oversize' y los looks deportivos, con prendas amplias diseñadas para hacer frente a las inclemencias del tiempo. 
Impermeables de aspecto metalizado en color plata y oro, tejidos refractantes y botas de agua son algunas de las propuestas más llamativas del diseñador japonés. 
Más contenida, la colección de Dries van Noten juega con el look pijamero, con gabardinas y abrigos amplios que recuerdan al clásico batín de andar por casa. 
El estampado pasley protagoniza parte de la colección del sello, que se decanta por la gama de los marrones, cremas y tostados, con alguna nota en mostaza para el otoño-invierno 2013-2014. 
Rick Owens encasilla sus propuestas en el 'combo' blanco y negro, con abrigos sin botonadura visible y una revisión de la parka acolchada. 
Henri Vibskov también se deja seducir por el look pijamero, con prendas blancas estampadas de flamencos de inspiración infantil, y prendas acolchadas en gris, negro o naranja. 
Los diseñadores holandeses Viktor&Rolf no arriesgan con su nueva colección masculina, en escala de gris, con algún que otro guiño al jaspeado y la piel vuelta texturizada. 
En esta línea se articula también la propuesta de Marc Jacobs para Louis Vuitton, que se centra en el 'print' de leopardo tanto en cazadoras y gabardinas, como en los abrigos de pelo y los cuellos. 
La firma cerró su desfile con una selección de prendas pijameras en seda, con gabardinas-batín y elegantes esmoquin con chaqueta estampada. Louis Vuitton, otoño-invierno 2013-2014. 
El corte más arriesgado de la jornada: el de las faldas masculinas de Yohji Yamamoto. 

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema