14 ENERO 2013

Versace, Prada y Dolce & Gabbana: Así han sido los primeros desfiles de la pasarela masculina de Milán

La pasarela milanesa de tendencias para hombre toma el relevo de las colecciones de Londres, antes de dar el salto a París

Colores lisos, cortes rectos y prendas de abrigo combinadas por capas. Las dos primeras jornadas de la Semana de la Moda Masculina de Milán, que daba el pistoletazo de salida el pasado sábado, no han dejado grandes sorpresas entre los cazatendencias que estos días recorren las capitales de la moda para hombre, en las casi dos semanas que se prolonga la presentación de las colecciones otoño-invierno entre Londres, París y Milán.

La importancia, en los detalles: los zapatos con print de leopardo vistos en el desfile de Burberry Prorsum, las flores y brocados que se 'colaban' en la colección de Dolce & Gabbana, delicadamente bordados sobre seda, lana y terciopelo, o los tradicionales maxiestampados de Versace, han destacado por encima de una selección de tendencias un tanto uniforme, que pintan un invierno monocolor en azulón, verde y granate.

La colección de la firma italiana, la más llamativa quizás de todas las que se han presentado hasta el momento, entraría en sintonía con algunas de las propuestas de la London Collections que teníamos oportunidad de ver la pasada semana. Una combinación de tres líneas en la que no han faltado las hechuras XL, con amplios y marcados hombros marca de la casa, el estampado estilo cebra y los trajes y abrigos en color blanco. Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

Los zapatos con 'print' de leopardo ponen la nota distintiva a la colección otoño-invierno de Burberry Prorsum, plagada de grandes clásicos de la firma, como las gabardinas tostadas, el pantalón sastre, las combinaciones en granate y el clásico estampado de cuadros. 

Dolce & Gabbana recupera los aires de su actual colección otoño-invierno, transfiriendo los brocados en color oro de inspiración barroca a renovados motivos vegetales y flores sobre terciopelo, seda y lana.  

El 'look' monocolor dominará muchas de las colecciones futuras. La propuesta de Salvatore Ferragamo se decanta por el azul petróleo en gabardinas, chaquetones y prendas de punto. 

La sorpresa de Kenzo, en tonos azul cielo y con siluetas 'obversize'. 

Calvin Klein Collection
La colección otoño-invierno de Calvin Klein Collection vista estos días en Milán navega entre el negro y el borgoña subido. Su apuesta más alta: la mezcla de tejidos. 

La firma Missoni nos desperdicia una oportunidad de dejar su sello marcado en cada colección, ya sea masculina o femenina. Estampados y prendas de punto tejidas con motivos en zig-zag, mezclando propuestas orgánicas y geométricas, y juegos ópticos que abrigan con sólo mirarlos. 

El verde militar se resiste a abandonar el armario masculino de cara al próximo invierno: Frankie Morello lo recupera en sus prendas más futuristas, con cierta tendencia al 'oversize', toques de granate y un particular bordado en ventanas. 

Otra firma que se ha guardado su carta más arriesgada en la manga ha sido Prada: colores sólidos, con alguna apuesta por el rojo, el malva o el amarillo, siluetas definidas y 'color-blocking'. 

Jil Sander también se decanta por el 'total look' en un sólo color, alternando azules, grises y rojos. 

La apuesta más llamativa hasta el momento: la de Versace, que sigue adelante con su empeño por recuperar los años dorados de la firma, sacando del fondo del armario el legado de Gianni Versace. 

La colección de Versace se estructura así en tres líneas muy definidas, con chaquetas de grandes y marcadas espaldas, maxiestampados y motivos de inspiración animal, como la cebra o el leopardo. 

La tercera línea imaginada por Donatella Versace para el hombre del próximo invierno apuesta por el blanco como color de la temporada. 

Más sobria, la colección de sastrería de Ermenegildo Zegna se centra en el gris marengo como color principal, con llamativos jerséis de cuello caído bajo americanas de corte clásico.