02 JULIO 2012

Pierre Cardin regresa a la pasarela masculina de París en la última jornada de desfiles

El diseñador celebra hoy su 90 cumpleaños

Audaz como el primer día, Pierre Cardin ha vuelto este fin de semana a la pasarela masculina de París, donde ha presentado sendas colecciones para hombre y mujer con vistas a la primavera-verano de 2013, manteniendo su visión de una moda uniforme con referencias unisex. El diseñador italiano, a quien se atribuye la fundación de la primera pasarela de moda masculina en los años 50, llevaba varios años sin presentar sus colecciones de hombre en la Ciudad de la Luz, lo que convertía la cita de ayer en un hecho casi histórico.

Hasta 138 piezas en total, que miran expectantes al futuro, reflejando outfits salidos de la prolífica imaginación del modisto, y que bien podrían haber protagonizado una película distópica del siglo XX. Túnicas, monos aerodinámicos y trajes sastre, con detalles futuristas en forma de amplísimas mangas circulares, chalecos y peculiares aberturas, rematadas con detalles fluorescentes, corbatas imposibles, gafas visera y camisas oversize.

Un despliegue sin precedentes en esta pasarela de París, que hacía olvidar por momentos la edad del diseñador -hoy 2 de julio celebra su 90 cumpleaños-, recuperando el estilo vanguardista que le hizo famoso, y sus diseños propios de la era espacial.

También rompedoras han sido las propuestas de John Galliano: la firma se inspira en las corrientes de la pintura surrealista propias de principios del siglo XX, llamando a figuras clave del movimiento como Magritte o Dalí. Una muestra de la imaginería sin límites que la moda puede llegar a absorber del mundo del arte, y que tiene su contrapunto en la colección de Dior Homme. La maison, siguiendo la corriente militar inaugurada por ella misma la temporada anterior, se queda anclada en las propuestas 'army like', con rígidas paletas cromáticas que apenas salen del gris y azul.

Nada que ver con la deslumbrante y pomposa apuesta de Sir Paul Smith: el británico recompone los siete colores del arco iris en una colección de trajes de hechura prácticamente perfecta, donde los tonos complementarios protagonizan looks tan audaces que son capaces de resolver cualquier situación, formal o de sport.

¿Quieres ver más colecciones? No te pierdas la galería de imágenes.