¿Está cerca el fin de la calvicie en los hombres?

Un equipo de investigadores descubre una partícula que podría frenar la caída del cabello



El estrés, la genética, el mal uso de productos para el cabello o hasta la alimentación: a la hora de encontrar la causa de la caída del cabello en los hombres, no es difícil señalar un culpable. Poner remedio, en cambio, no resulta tan sencillo; en esta línea trabajan los científicos médicos de la Universidad de Pensilvania, quienes este mes han publicado un avance  importante en la lucha contra la calvicie: el descubrimiento de la prostaglandina D2 como una de las causas directas de la alopecia.

Esta partícula sería así la responsable de que se reduzca progresivamente el crecimiento del pelo, y, por tanto, una de las causas que más quebraderos de cabeza estéticos generan entre los hombres. En este sentido, los últimos estudios habrían revelado que, en las zonas afectadas por la calvicie, la prostaglandina se encontraría en mayor cantidad que en las zonas que aún conservan el cabello. Un descubrimiento que, por pequeño que parezca, ha entusiasmado a la comunidad científica centrada en el estudio de la caída del pelo, llegándolo a calificar como 'el descubrimiento científico más relevante del año'.

Según los expertos, la detección de los efectos de esta partícula podría llegar a bloquear su acción sobre el folículo del pelo, y, en un futuro, posibilitar la recuperación del pelo afectado antes de que acabe perdiéndose por completo.

La alopecia androgenética afecta al 50% de los hombres españoles que superan los 50 años.

Más sobre: