Rumbo a Brighton: ¿En qué consiste la carrera anual de coches centenarios de Londres?

Una vez al año, la ciudad celebra la carrera de vehículos ‘vintage’ más antigua del mundo

Un Swift de 1904, un De Dion Bouton de 1901, o un Rochet de finales del siglo XIX. Una vez al año, y con éste se han cumplido más de cien, la capital del Reino Unido convierte sus calles en un peculiar rally, que poco tiene que ver con la Fórmula 1 de Montecarlo o Australia: la carrera de coches veteranos que lleva de Londres a Brighton, al sur de Inglaterra, es una de las tradiciones más peculiares y pintorescas de la ciudad, y, sin embargo, no deja de estar bañada de un entrañable encanto y nostalgia.



Una extensa colección de automóviles centenarios en movimiento, que llevan a bordo a pasajeros ataviados tal y como correspondería con la época de facturación del motor, y que dejan otoño tras otoño, y cada primer domingo de noviembre desde 1896, memorables imágenes de los parques de St. James, Hyde Park o la abadía de Westminster.

El único requisito para participar: poseer un vehículo anterior a 1905. Aunque no se trate de una carrera larga (apenas 87 kilómetros separan la salida de la meta), y a una velocidad máxima de 32 kilómetros a la hora, nos son pocas las estampas de coches averiados en la cuneta, asistidos por sus expertos conductores, cuyas edades en su última edición han comprendido desde los 18 hasta los 91 años de edad.



La popularidad de la carrera, además, ha crecido con los años, llegando a contar entre sus participantes (que sólo reciben una medalla si alcanzan la meta antes de las 16.30 horas), con célebres figuras del automovilismo, como Sammy Davis o los príncipes Rainiero y Grace de Mónaco, que tomaron parte en el 72 aniversario del evento, celebrado en 1968.

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema