Mark Vanderloo, Jamie Strachan y Tony Ward: Tres generaciones de modelos, a las órdenes de Terry Richardson

La nueva campaña otoño-invierno de H&M reúne a algunos de los grandes de la moda masculina


nullVER GALERÍA

Tony Ward y Mark Vanderloo para H&M, otoño-invierno 2011-2012

Las cosas marchan bien para H&M. Se nota en su colecciones, y en la calidad de sus campañas publicitarias: junto al inminente estreno de su nueva colaboración en exclusiva con la casa Versace, este otoño-invierno los suecos se han lanzado al vacío, poniendo juntos (aunque no revueltos), a cuatro gigantes del mundo de la moda para que den forma a su campaña de moda masculina.

Los elegidos: tres modelos de tres generaciones (años 80, 90 y 00), de la talla de Tony Ward, la expareja de Madonna que revolucionó los cánones de la belleza masculina, Jamie Strachan y Mark Vanderloo. Leyendas de la moda de estudio y las pasarelas, que se reúnen bajo la estricta mirada del fotógrafo Terry Richardson, sometiéndose a sus característicos focos, flashes y fondos blancos.

nullVER GALERÍA

El resultado: una colección de imágenes que ‘desnudan’ las tendencias de este otoño, y donde vemos con claridad cuál va a ser la apuesta para el hombre H&M los próximos meses. Paletas en tonos tierra, marinos, cámel y grises, con fuertes concesiones a las prendas de punto grueso, los jerséis de lana, las gabardinas y las chaquetas de tweed. Moda asequible y cien por cien trendy, que, sin desfilar en París o Milán, consigue atraer todas las miradas gracias a sus nuevos rostros de otoño.

nullVER GALERÍA

El particular estilo del fotógrafo se deja entrever, además, en las poses de los modelos y la calidad de las imágenes: si bien no es habitual ver a hombres maduros siendo protagonistas de los catálogos de H&M (la firma suele apostar por un público más joven), en esta ocasión los límites de la corrección política se borran de los rostros de los dos modelos de mayor edad, y podemos ver a la perfección cada una de las arruguitas y marcas que ha dejado en ellos el paso del tiempo.

¿Qué opinas de este particular shooting? ¿Crees que está a la altura de las grandes firmas?

Más sobre: