Ideas para una cita romántica: Invítala a un ‘brunch’ en pareja

Es una de las costumbres neoyorquinas más de moda en las grandes ciudades



¿Desayuno fuerte o comida ligera? ¿Despertar dulce o más bien salado? Sea como sea tu pareja, es imposible no acertar con un buen brunch: las nuevas formas de cita romántica a la luz del día han convertido este plan de domingo en una de las mejores alternativas a la hora de desmarcarse del clásico ‘cine más peli’, y sorprender a tu pareja con un espectacular desayuno informal, a caballo entre el café con tostadas, el aperitivo y la comida.

El brunch (que viene del inglés breakfast and lunch, es decir, desayuno y almuerzo) ha ganado tanta popularidad en las grandes capitales, que es casi un ritual del fin de semana, y permite empezar el domingo disfrutando de vuestros caprichos culinarios favoritos, sin tener que madrugar: los restaurantes y cafeterías especialistas en este tipo de desayunos suelen servirlos entre las 11 y las 14 horas.

A la hora de dar con el brunch perfecto, eso sí, es importante tener en cuenta algunos de los platos y bebidas que no pueden faltar en vuestro menú romántico: desde los zumos naturales, el café y las infusiones, hasta los arriesgados cócteles ‘mañaneros’, como el bloody mary, el champán o la mimosa. Tampoco pueden faltar las tostadas de pan y la bollería tierna, acompañados de mermelada y mantequilla, así como la macedonias de frutas (cuanto más exóticas, mejor), los embutidos (sustitúyelos por panecillos de salmón con queso fresco para darle un toque más chic), o los tradicionales huevos a la benedictina, una variedad del huevo escalfado servido sobre pan, beicon ahumado y salsa holandesa.

Más sobre: