Con estilo: Incorpora el rosa a tu armario

Te damos algunas claves para acertar a la hora de llevar este color

null

Camisa de algodón italiano, de Purple Label by Polo Ralph Lauren.

Aunque tradicionalmente esté asociado al armario femenino, el color rosa es uno de los básicos del vestuario para hombre, y no debería faltar entre nuestras prendas de uso diario. De hecho, la amplísima gama de tonos que abarca el rosa no sólo es fácil de combinar a la hora de superponerlo a cualquier color neutro, como el gris, el marrón o el azul marino, sino que actúa como complementario perfecto para la mayoría de tonalidades de la piel y el cabello, convirtiéndose en una salida rápida a la hora de escoger una camisa o corbata que nos favorezca.

nullVER GALERÍA

Pulsa en la imagen para ver más fotos de pasarela

La gran incógnita, sin embargo, es cómo acertar a la hora de incorporar el rosa a nuestro guardarropa, sin pasarse ni perder masculinidad. La camisa, la gran aliada a la hora de transformar unos chinos o un sencillo vaquero en un outfit de primera categoría, es siempre la mejor respuesta. En rosa insaturado, combina tanto con trajes, chalecos, blazers o jerséis, y su versatilidad hace que se adapte a cualquier tipo de pantalón. Por su parte, las prendas de punto, en forma de cárdigan, sweater o jersey de cuello vuelto, son seguramente la apuesta más calentita y agradecida para los meses que vienen, y ayudan a poner una de color a nuestro look ‘uniformado’ del día a día. Prueba a combinarlas bajo una chaqueta de tweed o con vaqueros lavados.

null

1. Americana de dos botones con camisa en tonos rosa, de Hackett London. 2. Desert Boots en ante color salmón, de Clarks. 3. Polo de algodón, de Hackett London. 4. Skinny chinos, de Topman. 5. Camiseta con estampado hawaiano, de Topman. 6. Zapatilla-mocasin de ante, de Alife. 7. Calcetín de la pantera rosa, de Blanco.

Los trajes en rosa son, sin embargo, harina de otro costal: por norma general sólo funcionan en los meses de verano, y aunque pueden convertirse en un look ganador combinados con acierto con las prendas y complementos adecuados, resultan más complicados y difíciles de llevar. Para empezar: prueba con una sencilla chaqueta de algodón de corte old school, combinada con pantalón blanco o marino.

Más sobre: