Bicicletas plegables: El secreto de ir con estilo al trabajo

El modelo Brompton se ha convertido en uno de los más populares entre ejecutivos



Los beneficios de incorporar diferentes formas de ejercicio a nuestra rutina diaria son incontables, y ya las hemos repasado en numerosas ocasiones: en concreto, sustituir el trayecto en coche o en transporte público de casa al trabajo por un agradable paseo en bicicleta, no sólo nos ayuda a librarnos del estrés de los atascos (impidiendo que ‘desayunemos’ una dosis extra de mal humor cada mañana antes de llegar a la oficina), sino que, además, repercute directamente en nuestra salud, nuestra forma física y es uno de los medios de transporte más sostenibles y ecológicos.

Las dudas que surgen, sin embargo, a la hora de ‘dar el cambiazo’ de forma definitiva del coche a la ‘bici’ casi siempre tienen que ver con problemas logísticos más que con las ganas de ponerse a pedalear: el espacio que ocupa un bicicleta para adultos dentro casa, dónde dejarla durante la larga jornada laboral, o el miedo a que se moje o sea robada mientras está en la calle son algunos de ellos; motivo por el que, cada vez más, las bicicletas plegables han ido sumando adeptos entre los ejecutivos de las grandes ciudades en los últimos años.



Modelo Brompton plegado.

El secreto: las sofisticadas bisagras incorporadas en el cuadro, que permiten doblar la bicicleta y reducirla a un tamaño más compacto, que ocupe una tercera o cuarta parte de lo que lo haría una bicicleta de ciudad normal. El diámetro de las ruedas, y por tanto de las pedaladas, es en este caso inferior al habitual, por lo que no es aconsejable usarlas en trayectos largos. Aún así, frente a este pequeño inconveniente, no hacen más que sumarse ventajas: su reducido tamaño permite guardarlas en cualquier rincón, en casa o en la oficina, no necesitan ser encadenadas en la calle, y pueden subirse libremente a cualquier tipo de transporte público o taxi, permitiendo volver a casa tranquilamente después de una jornada especialmente dura sin tener que dejar la bicicleta en la calle.

Una de las firmas más conocidas, especialmente en ciudades como Londres, Ámsterdam o Barcelona, donde el ciclismo urbano es cada vez más popular, es la británica Brompton, que por su estructura se considera una de las bicicletas plegables más robustas y perfectas del mundo, con un peso total de entre 9 y 12 kilos. El modelo, creado en los 70 y perfeccionado levemente a lo largo de las últimas décadas, posee un cambio interno de tres velocidades combinado con un desviador trasero. Aparte de sus modelos estándar, cada Brompton se puede personalizar ‘a la carta’, llegando a incluir entre sus opciones la posibilidad de escoger entre componentes superligeros, como el titanio o fibra de carbono.

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema