Nace un nuevo icono ‘real’: El Aston Martin DB6

El príncipe Guillermo y Catalina escogieron este modelo ‘vintage’ tras su boda

El esfuerzo de los Duques de Cambridge por marcar la diferencia y hacer de su enorme y mediática boda de cuento algo único y personal ha dado sus frutos: incluso tras darse el ‘sí quiero’ frente a millones de pares de ojos el pasado 29 de abril, la joven pareja de enamorados, que ya había conquistado el corazón de los británicos y ahora también de medio mundo, sorprendía con una ceremonia y celebración plagadas de detalles íntimos y especiales, que han marcado un antes y un después en la historia de la Casa Real británica.

VER GALERÍA

PULSA EN LA IMAGEN PARA VER LA GALERIA DE FOTOS

Uno de estos detalles, y bordeando los límites de la tradición marcada por el clásico carruaje de caballos, fue el coche escogido por la pareja en su recorrido a Clarence House: un espectacular deportivo modelo Aston Martin DB6 MK2 en edición Vantage Volante, que ya ha marcado un hito dentro de la historia de las casas reales europeas, y que regalaba a los miles de espectadores congregados alrededor de Buckingham Palace una de las estampas más sorprendentes y entrañables del día.

Con una matrícula personalizada en la que se podía leer ‘Ju5t Wed’ (recién casados), y engalanada con un ramillete de globos en forma de corazón y sus iniciales W y C, este maravilloso convertible es sin duda una de las ‘joyas de la corona’ de la colección particular del principe Carlos de Inglaterra : apenas 36 modelos se sacaron a la venta en todo el mundo a principios de los años 70, uno de ellos yendo a parar a manos del primogénito de la Reina Isabel en su 21 cumpleaños.



Con carrocería en color azul Seychelles ensamblada a mano, y un motor de 282 caballos, imbatible en la década de fabricación, esta pieza de coleccionista se caracteriza por ser de las primeras producidas por la casa Aston tras el traslado de sus talleres fuera de la capital británica. Valorado en alrededor de 150.000 euros, el coche, además, se modificó en 2008 por orden del príncipe Carlos, a fin de conseguir una versión mas ecológica del motor, permitiéndole consumir etanol obtenido de la fermentación de los restos derivados de la producción de vino inglés.

El Aston Martin DB6 Volante, presentado en la Feria del Motor de Londres en 1966, presentaba entonces serias mejoras sobre su predecesor, el DB5, especialmente en los paneles laterales delanteros y traseros, el largo del chasis o la mayor estabilidad del empate o batalla (es decir, la distancia entre los ejes delantero y trasero de un vehículo), que permitía imprimir más velocidad al vehículo. Ésta fue, además, la primera vez que la casa de coches de lujo empleaba el término italiano Volante para definir un convertible, nomenclatura que aún se usa en la actualidad.

Más sobre: