¿Cómo fue la visita de Orlando Bloom a Madrid?

El actor se reunió con algunas de sus ‘fans’ en unos conocidos almacenes comerciales de la capital



Las tiernas imágenes de Orlando Bloom junto a la top Miranda Kerr y el bebé recién nacido de ambos no dejan lugar a dudas: el actor de 34 años se ha convertido en el ‘padrazo’ del momento, y no hay más que prestar atención a la radiante cara de felicidad de los recién estrenados papás para darse cuenta de que ambos atraviesan uno de sus momentos personales más dulces.

La reciente paternidad no le ha restado tiempo, sin embargo, para promocionar como es debido la fragancia de Hugo BOSS Orange de la que es imagen desde hace meses: esta misma semana, el guapo actor británico se dejaba caer por ciudades como Londres o Madrid, presentando, con una amplia sonrisa, la que promete convertirse en una de las fragancias del verano. La capital española se convertía, además, en testigo de un encuentro excepcional del actor con sus fans: hasta 50 afortunados seguidores del ‘pirata’ del Caribe se dieron cita en un céntrico centro comercial de Madrid para fotografiarse él y llevarse un autógrafo a casa.



Aprovechando su paso por la ciudad, el actor dejó claro por qué se ha involucrado con la nueva fragancia BOSS, una de las firmas líderes en ventas en fragancias masculinas a nivel mundial, asegurando identificarse de lleno con ‘la esencia despreocupada y espontánea’ con la que la marca identifica al ‘hombre BOSS’. Y, como muestra, nada mejor que hacer acto de presencia luciendo de pies a cabeza algunas de las prendas de la colección primavera-verano de la firma: un look cómodo, relajado y casual, definido por un par de pantalones chinos lavados a la piedra, un jersey de estilo vintage con costuras ribeteadas, y una original cazadora de bolsillos cruzados, muy del estilo personal de la estrella.



Tras el photocall, realizado sobre el mismo sillón Chesterfield que aparece en la campaña publicitaria, el actor afirmó sentirse, además, muy a gusto en España, debido en gran parte a los recuerdos de la infancia que aún conserva de sus vacaciones en Pollença (Mallorca). Su paso por nuestro país termino con la ya inevitable visita al programa de Pablo Motos, ‘El Hormiguero’, donde derrochó la misma simpatía y buen humor que durante el resto de la jornada.

Más sobre: