El deportista paralímpico Oscar Pistorius da el salto a la publicidad

El atleta inaugura su carrera hacia los juegos de Londres con una espectacular campaña para Thierry Mugler

No hay deportista de élite que se precie que, en algún momento de su carrera, no se haya dejado seducir por el universo de la publicidad: desde el omnipresente David Beckham, hasta los chicos de la selección española, o las comentadas imágenes de Rafa Nadal como modelo de Armani, las firmas de moda y perfumería han visto en las estrellas del deporte su gran filón a la hora de dirigirse al público masculino, y cada vez son más las campañas que abogan por la superación y el esfuerzo personal a la hora de vender un producto.

VER GALERÍA

Hasta el momento nada fuera de lo común… excepto por una salvedad: el nuevo protagonista de la campaña que Thierry Mugler ha lanzado para promocionar su perfume A*Men, tiene, además de un carrera dentro del deporte de élite, una figura fuera de lo normal. La andadura olímpica de Oscar Pistorius comenzó prácticamente desde el momento de su nacimiento: aquejado de una malformación congénita, el atleta, por el momento aún considerado paralímpico a pesar de sus esfuerzos por competir en la categoría olímpica regular, necesitó de una amputación de las dos piernas cuando apenas contaba once meses de edad.

Desde entonces, las sofisticadas prótesis de fibra de carbono que le permitieron desplazarse con normalidad le llevaron a ir superando cada vez más sus límites y metas, batiendo todas las marcas hasta convertirse en un velocista de categoría internacional: varias medallas en los Juegos Paralímpicos de Atenas en 2004, triple record mundial y triple campeón paralímpico de 100, 200 y 400 metros son algunos de los premios que avalan su carrera deportiva, aunque no son los únicos.

Deseoso de medirse con atletas sin discapacidades, el sudafricano dio origen a una sonada polémica justo antes de las Olimpiadas de Pekín, que le llevaría a emprender una carrera contra el reloj y las regulaciones del Comité Olímpico, hasta quedarse a las puertas de la competición. Una carrera que sigue hasta hoy con vistas a las Olimpiadas de Londres del año próximo, y que el atractivo deportista ha decidido inaugurar como sólo los atletas de élite saben: convirtiéndose en una poderosa imagen de marca.

La firma Thierry Mugler, conocida por salirse a menudo de los cánones y normas seguidos por otras casas de moda y belleza (esta misma semana ha presentado su colección otoño-invierno 2011-2012 de la mano de la mismísima Lady GaGa), sorprende así con esta campaña única, donde por primera vez el protagonista es un reconocido atleta paralímpico, a la vez que un icono de superación personal, desafío y determinación. En las imágenes, además, el atleta hace gala de la peculiar silueta biónica que le ha hecho famoso, ayudado por un uniforme carenado en cromo, adaptado al mismo tiempo a los músculos y las fijaciones de las prótesis, y firmado por Stefano Canulli y Thierry Mugler.

¿Quieres ver cómo se rodaron las espectaculares imágenes de esta campaña publicitaria? No te pierdas el video con el making-of:

Más sobre: