¿Sabes cómo es el yate más ecológico del mundo?

Un motor eléctrico, velas y paneles solares son algunas de las claves del superyate más lujoso de los siete mares



Te asomas a la ventana y sólo ves extensiones infinitas de agua cristalina. Sales a pasear, y lo único que te acompañan son delfines, gaviotas y la brisa propia de alta mar... ¿Te imaginas cómo sería vivir siempre en un yate? Para los auténticos lobos de mar, el sueño está a punto de hacerse realidad: el lujoso catamarán Ocen Empire LSV (Life Support Vessel) ha sido diseñado para convertirse en el primer barco autosostenible del mundo (veleros aparte), con todas las comodidades de un hotel de cinco estrellas, espacio para diez pasajeros, y una huella de carbono cero, sin emisiones contaminantes.

La proeza de este nuevo juguete, de 44 metros de eslora, no es otra pues, que la promesa de poder mantener el rumbo de forma permanente, sin tener que atracar en puertos para repostar, o tan siquiera para abastecerse de agua y comida. Dotado de dos granjas hidropónicas (un huerto y una instalación de pesca), el yate diseñado por Sauter Carbon Offset Design podría, en teoría, proporcionar un ‘menú’ diario a sus ocupantes a base de pescado y verduras frescas, cultivadas directamente en el interior de la nave. La energía, por su parte, procedería de una combinación entre sol, aire y mar, gracias a una gigantesca placa solar de 400 metros cuadrados, una vela skysail, similar a las cometas empleadas en el kitesurf, y un sistema de generadores que se activan por movimiento, y que proporcionan hasta 50 kW a partir de los golpes de las olas, a la vez que amortiguan sus golpes -y sus correspondientes efectos sobre los pasajeros.



El único inconveniente, el precio: el superyate autosostenible está valorado en la nada despreciable cantidad de 12 millones de euros. El primer modelo saldrá a la venta a mediados de 2012.

Más sobre: