Hombres y rebajas: ¿Cómo sacarles el máximo partido?

Las rebajas del mes de enero son tentadoras, pero… ¿sabes cómo obtener lo mejor de ellas?



Al contrario de lo que sucede con las grandes comilonas o las reuniones familiares, el furor de las compras navideñas no se acaba con la noche de Reyes: las rebajas del mes de enero suponen una suculenta oportunidad de ‘rellenar’ nuestro armario con esas prendas que llevamos observando meses en estanterías y percheros, sin atrevernos a llevárnoslas a casa por sus altos precios. ¿Quieres algunos consejos para lidiar con el ‘campo de batalla’ de las rebajas?

1. Repasa tu fondo de armario y complétalo con lo que te falta: camisas lisas, camisetas de algodón, una chaqueta, un polo, unos pantalones chinos… Los básicos son las prendas clave del día a día, así que procura surtirte a conciencia cuando lleguen los descuentos.

2. Aprovecha para darte un capricho: aunque ya estés deseando deshacerte de las prendas de invierno, las chaquetas, chaquetones y abrigos de esta época del año son ideales para hacerte con una prenda de primera calidad, sin rascarte demasiado el bolsillo. La clave para acertar es dar con una pieza atemporal, ajena a las tendencias (por mucho que te llame la atención ése estampado o corte de moda), y en un color neutro, que puedas reutilizar en los inviernos sucesivos sin que deje de estar de moda.

3. Compra sólo lo que necesites, y no adquieras prendas o complementos que no te queden bien simplemente porque ‘es más barato’. De lo contrario, es muy posible que acabes gastando mucho más dinero que en un día de compras normal, fuera del periodo de rebajas.

4. Antes de comprar, cerciórate de que sea posible descambiar o devolver el producto, y en qué condiciones. Recuerda que no es lo mismo que te devuelvan el dinero (casi siempre con el mismo método con el que pagaste, es decir, efectivo o tarjeta), a que te cambien una prenda por otra de igual o más valor, o, en última instancia, por un ticket regalo (en cuyo caso es imprescindible saber si tiene o no fecha de caducidad).

5. Invierte en prendas que normalmente se saldrían de tu presupuesto. Las rebajas de enero, y sus consabidos looks de fiesta, son el momento perfecto para hacerte con unos zapatos de piel o un traje de firma.

6. Echa un vistazo a tus regalos de Navidad: la gran mayoría de prendas y complementos estarán rebajados una vez pasado el día de Reyes, así que tomate tu tiempo, y repasa los regalos (tuyos o ajenos) que puedas descambiar para ahorrar unos euros.

7. No te dejes engañar por los artículos de nueva temporada, sin rebajar. Frente a la ‘leonera’ de las estanterías con prendas rebajadas, normalmente suele destacar un stand o rincón donde todo parece pulcramente ordenado: normalmente se trata de los artículos nuevos, recién sacados a la venta con las colecciones primavera-verano.

8. Déjate llevar por tu instinto, o pide a alguien entendido en moda que te acompañe si no estás seguro de acertar con los colores o formas que combinan mejor. No te dejes influenciar en exceso por dependientes y vendedores, y pide siempre tu talla cuando no la encuentres. Las rebajas son un campo de batalla y la sentencia ‘sólo queda lo que está aquí’ es muy habitual para evitar colas y esperas en los pasillos de las tiendas… Insiste.

9. Comprueba la etiqueta con la composición de las prendas (muchos tejidos sintéticos son capaces de pasar al tacto por otros de primera calidad), y asegúrate de que estás pagando un precio justo por cada pieza.

¿Quieres mas consejos ‘de rebajas’? Consulta la web de la Organización de Consumidores y Usuarios

Más sobre: