Consejos sencillos para prevenir la caída del cabello

La alimentación, el correcto uso del secador o un masaje pueden ayudarte a 'conservar' el pelo por más tiempo



No es ningún secreto que factores como la genética o el estrés son los principales responsables de la alopecia entre los hombres: si tu lustrosa cabellera está 'destinada' a sufrir la temida caída una vez llegada la treintena (y en ocasiones incluso antes), pocos 'productos-milagro' pueden evitar el terrible momento, aunque muchos si logren retrasarlo o al menos paliar sus efectos durante algún tiempo.

Por eso, y para echarle una 'mano' a los champús anticaída y las lociones revitalizantes, nunca está de más seguir una serie de pautas y consejos sencillos, que incoporar a tu día a día, y que ayuden a tener un pelo más saludable y 'duradero'. ¿Quieres saber cuáles son?

1. Mantenlo alejado del calor. Secadores a toda potencia, el agua caliente de la ducha y hasta la exposición continuada al sol en verano, pueden dañar el folículo, y debilitar el cabello, potenciando así la caída. Cuando lo laves, 'pásate' al agua templada en lugar de la caliente, y sécalo al aire siempre que puedas. En los meses de frío invierno, cuando no queda más remedio que pasar por el secador antes de salir a la calle, procura absorber la mayor cantidad posible de humedad con una toalla antes de 'darle' al enchufe.

2. Come sano. La alimentación, una vez más, vuelve a ser clave para que todo funcione correctamente: si aportas a tu cuerpo los nutrientes necesarios, tu pelo, uñas y resto de tu organismo se beneficiarán por igual. La clave 'alimenticia' para un pelo fuerte: la carne y los alimentos ricos en proteínas, que refuercen las cantidades naturales de keratina del cabello.

3. Usa los productos adecuados, sin pasarte.
El pelo, además de producir la grasa que lo mantiene protegido a diario, está expuesto a multitud de 'agentes' que lo ensucian y dañan a partes iguales: polvo, humo, contaminación, sudor... se encargan de bloquear los poros del cuello cabelludo, debilitando el pelo desde la raíz. Usar los productos adecuados no sólo te permitirá presumir de un pelo limpio y brillante, sino que, además, estarás ayudando a prolongar su 'esperanza de vida'. Eso sí: al primer síntoma de caída evidente, no olvides consultar con tu médico o dermatólogo para que te recomiende los productos adecuados, y procura prescindir de los productos de fijación.

4. No lo toques. Especialmente si te pica: las uñas dañan el cuero cabelludo más que las púas del peine o las cerdas del cepillo. Manos fuera.

5. Date un capricho de vez en cuando. El riego sanguíneo es uno de los responsables del crecimiento saludable del pelo: un masaje profesional en el cuero cabelludo no sólo es un placer incomparable, sino también una forma de potenciar la salud de tu pelo.

Más sobre

Regístrate para comentar