¿Cuáles son los beneficios de ir al trabajo en 'bici'?

La bicicleta te permite incorporar una de las formas de ejercicio más saludables que existen en tu rutina diaria



Es una de las formas de ejercicio más saludables y económicas que existen, y, sin embargo, parece que esté relegada a los fines de semana en el campo, o a la versión 'estática' en el salón de casa. Pedalear subidos a lomos de una bicicleta supone un sinfín de beneficios para la salud, pero, ¿has pensado en sacarla del trastero y comenzar a darle uso diario?

Darle esquinazo a los atascos cada mañana, disfrutar de algo de ejercicio al aire libe casi sin darnos cuenta, o mejorar nuestra resistencia y aspecto físico a base de pedaladas, son sólo algunas de las razones que llevan a cada vez más y más europeos a subirse a la bicicleta cada mañana antes de ir al trabajo. Las ventajas son infinitas: desde saber con certeza cuánto tardaremos en el trayecto entre la puerta de casa y nuestro ordenador, hasta la notable mejora en el sistema cardiovascular y respiratorio tras apenas unas semanas de uso, la bici, especialmente durante los meses más secos y cálidos del año, es la alternativa perfecta al autobús, el coche o incluso el metro. Articulaciones más resistentes, desarrollo de la musculatura, menos estrés, alivio en los problemas de espalda...

Esos si, como medidas preventivas y de seguridad, no te olvides de realizar estiramientos previos antes de subirte a ella, como harías con cualquier otro tipo deporte, lleva siempre cerca una botella de agua, y utiliza un casco homologado que te proteja en caso de accidente. Las bandas y tobilleras, que sujetan el bajo del pantalón evitando que se 'enrede' con la cadena o los pedales son un plus de seguridad, y si tienes pensado volver a casa de noche, no olvides llevar contigo un chaleco reflectante y tener siempre a punto las luces traseras.

Más sobre: