• Noticia
30 ABRIL 2010

Nudos de corbata: ¿Cuántos tipos hay?

El complemento más elegante del vestuario masculino ofrece mil y una posibilidades



Anudarse la corbata es un auténtico rito, una tradición que requiere de tanta maña como práctica, y cuya elección depende de la camisa, cuello, largo de la prenda y la cita a la que vayamos a acudir. La corbata, ese complemento aparentemente sencillo (si lo pensamos, apenas es más que una sencilla tira de seda anudada alrededor del cuello), puede adoptar mil y una variantes, a cada cual más elegante y compleja en su elaboración. Simple, doble, Windsor, cruzado, Ascot... ¿Conoces todas las clases de nudos posibles?

Nudo simple o americano. El clásico por excelencia, es el más sencillo, rápido, y suele ser idóneo para ejecutivos y hombres de negocios, ya que combina con todo tipo de cuellos de camisa sin dificultad. Su aspecto asimétrico le da un toque ligeramente desenfadado a nuestro look.

Nudo doble simple. El nudo doble simple es idéntico al anterior, con la excepción de que se añade una vuelta más al enrollar la corbata sobre sí misma. ¿El motivo? Acortar la longitud de la prenda y dar más volumen al nudo, cuando es muy estrecha o el tejido demasiado ligero. Por sus características, el nudo doble es perfecto para los hombres de estatura media-baja.

Nudo cruzado. Otra versión muy elegante del nudo de corbata es el nudo cruzado, aunque está casi en desuso por su complicación. Consiste en cruzar la corbata entre la primera y la segunda lazada, por lo que es recomendable utilizarlo sólo con corbatas finas. Es la variante más original, ya que el resultado final presenta forma de uve.

Nudo Windsor o inglés. Es la variante más elegante del nudo de corbata. Como su propio nombre indica, nació en el corazón de Inglaterra, y su forma es perfectamente simétrica y triangular, lo que añade gran complejidad a su elaboración. El nudo Windsor se caracteriza, además, por su volumen XL (es el que más vueltas requiere), por lo que sólo puede combinar con corbatas largas y estrechas. Si no es el caso, puedes restarle una vuelta y convertirlo en un medio Windsor o nudo español; eso sí: a la hora de engarzar la corbata alrededor del cuello, ten en cuenta que esta es una prenda delicada elaborada en seda, así que a mayor numero de vueltas, más maltrato le estarás dando. No estires de ella y procura evitar dejarla demasiado tirante, para preservarla mejor.

Nudo Ascot. Un clásico apenas utilizado en España, su aspecto se asemeja más a una lazada de pañuelo que a la corbata tradicional. Suele llevarse un poco ahuecado, y combinado con prendas de sport.

Nudo pequeño. Sólo apto para corbatas gruesas, el nudo pequeño es muy simple de realizar, con la única complicación de que necesita un trenzado de 180 grados sobre la parte ancha tras pasar la prenda por detrás del cuello.

Y tú, ¿tienes problemas a la hora de anudarte la corbata o es algo que tienes dominado? ¿Sueles elegir personalmente la corbata o prefieres que lo haga tu chica?

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Más noticias sobre...

Recomendaciones



Horóscopo