El viaje de negocios perfecto

¿Sabes cómo organizar un viaje de trabajo de 10?



Dar con el hotel a tiempo, descansar lo suficiente, comidas con clientes, reuniones, taxis, llamadas... Los viajes de trabajo suelen ser cortos, intensos, y, a menudo, conllevan altas dosis de estrés. Te damos los consejos básicos para que tus negocios salgan... a pedir de boca.

El hotel. A la hora de organizar un viaje de placer, dar con el hotel perfecto es fácil: si se trata de una ciudad, estar cerca del centro es un lujo que nos pone todos los destinos turísticos al alcance de la mano. Si son unas vacaciones en la costa, la primera línea de playa ofrece interminables horas de relax simplemente mirando el azul del mar.

Sin embargo, cuando lo que estamos organizando es un viaje de negocios, la cosa se complica. La clave: la cantidad de tiempo o días de que dispongamos. Si únicamente vamos a pasar unas horas, de reunión en reunión, en la ciudad escogida, el hotel deberá estar a medio camino entre el aeropuerto y el lugar de trabajo. Si por el contrario dispondremos de pequeños paréntesis de tiempo libre, un hotel más céntrico nos permitirá aprovechar al máximo nuestras breves incursiones turísticas, visitar amigos, cenar en un restaurante... ¿Crees que necesitarás utilizar el portátil o la conexion web de la Blackberry mientras estés en el hotel? Antes de realizar la reserva, asegúrate de que dispone de conexion WiFi y, a ser posible, que esté incluida en el precio de la habitación.

La maleta. Los viajes de negocios suelen ser cortos y muy intensos, así que cuanto más ligero de equipaje viajes, mejor: ahorra en estrés y tensiones, y dispón de una maleta ligera, cómoda y flexible, que te permita embarcar sin facturar (consulta las dimensiones de equipaje permitido en cabina de la compañía aérea), con ruedas y fácil de llevar. Recuerda que algunas compañias no permiten llevar más de un bulto contigo, así que tenlo en cuenta en caso de que, además del equipaje, necesites llevar el ordenador. Un cómodo netbook, de dimensiones ultrarreducidas, o un movil con conexion a Internet pueden ser la solución.

¿Quieres saber como hacer la maleta de negocios perfecta? No te pierdas nuestros tips.

El jet-lag. Ya viajes al otro extremo del mundo o a una ciudad cercana, es común, en este tipo de viajes tan cortos, sufrir alguna alteración del sueño que te impida descansar convenientemente y estar despejado durante la jornada. Para combatir estos efectos, repasa la carta de servicios del hotel, y consulta si disponen de algún paquete para ejecutivos: desde una carta de almohadas especiales hasta una tarifa siesta, que permite descansar en una habitación solo unas horas durante la tarde, cada vez son más los establecimientos que se preocupan por el bienestar total de los hombres y mujeres de negocios.

Organiza tu tiempo. Procura no rellenar en exceso tu agenda: cuando estamos de viaje, es normal que surjan mil y un imprevisto, así que cuenta con algo de tiempo 'margen': atascos, taxis que se pierden, comidas inesperadas, reuniones que se alargan... Piensa que cancelar a última hora o llegar tarde es perjudicial para tu imagen y la de tu empresa.

¿Qué tener a mano? Ya factures o no la maleta, es imprescindible que tengas a mano lo básico para moverte con rapidez una vez aterrice el avión: el teléfono móvil, la agenda, la dirección del hotel o la empresa que vayas a visitar, el teléfono de la compañía de taxis local, divisa del país en cuestión, pasaporte... ¡Buen viaje!

Mas información: hoteles.com

Más sobre: