Correr, el mejor ejercicio para estar en forma

Te damos algunos consejos para que te apuntes a uno de los deportes más económicos y 'quemagrasas'



Ya ha pasado un mes tras las Navidades, pero las consecuencias del turrón, las cenas de empresa y el roscón de Reyes aún se resienten en la báscula. Con la ajetreada agenda laboral y familiar, muchas veces es difícil encontrar un hueco para machacarse en el gimnasio y, a veces, incluso ajustar el presupuesto familiar a las tarifas del mismo supone demasiados malabarismos, y el deporte queda relegado a un segundo plano en nuestra lista de prioridades diarias. Nuestro consejo: que te apuntes a una de las variedades deportivas más sanas, económicas y eficaces que existen, para mejorar al mismo tiempo tu salud... y tu línea.

Hacer footing, jogging, hacer una marcha rápida... Aunque no lo parezca, existen muchas maneras de correr, mas allá de lanzarse a la calle enfundado en unas zapatillas y un chándal. No obstante, correr es una forma de ejercicio que exige al cuerpo una serie de requisitos, y aunque es un rápido 'quemagrasas' (media hora de carrera quema mas calorías que cualquier variante a bordo de las máquinas del gimnasio), siempre es conveniente empezar poco a poco y consultar con un médico antes de planteárnoslo como un objetivo firme.

Qué necesitas. Lo básico: ropa transpirable y cómoda, que guarde el calor y no te deje frío cuando estés en reposo, expulse el sudor de la carrera hacia afuera y te permita moverte con comodidad, levantando las rodillas y moviendo los brazos a ambos lados del cuerpo. Las zapatillas son lo más importante: muchas firmas deportivas disponen de líneas enteras destinadas al calzado de carrera, casi siempre con suela reforzada con cámara de aire para amortiguar el impacto de la zancada, y así evitar lesiones en las rodillas y tobillos. No olvides protegerte de las condiciones climatológicas, ya haga frío (con un gorro, protección para la garganta y guantes) o calor (crema solar, gafas y gorra son indispensables). Por último, el mp3 con tu música preferida, a poder ser ordenada en una lista de reproducción que sea enérgica y que te motive.

Alimentación. Aunque combinar este ejercicio con una dieta hipocalórica parece el camino para rebajar los kilos de más, lo cierto es que el footing requiere un consumo de calorías mayor de lo habitual, por lo que no es aconsejable someterse a grandes torturas si tienes pensado incorporar este tipo de entrenamiento a tu rutina habitual. Una dieta sana y equilibrada, reducida en grasa y alta en hidratos, proteínas, fibra y mucha agua, será más que suficiente para ponerte en forma en pocas semanas.

Beneficios. Además de los obvios, correr mejora la resistencia cardiovascular, protegiendo el corazón de futuros infartos, reduce los niveles de estrés, tonifica los músculos y mejora el metabolismo.

La velocidad no es lo que cuenta. No se trata de ponerse a punto para las Olimpiadas de 2012, sino de recuperar la forma de una manera sana y saludable. Es preferible correr a un ritmo moderado durante 30 minutos tres veces por semana, intentando llegar siempre un poquito más lejos, que empezar desde el primer día con sesiones de carrera a toda velocidad: los objetivos sencillos consiguen los mismos resultados a medio plazo, y resultan mucho más asequibles para la mente y el cuerpo.

Más sobre

Regístrate para comentar