Cosmética 'anti-frío': apúntate al bálsamo labial

El cacao de toda la vida se reinventa para proteger tus labios de cara al invierno

null

Cada vez son más los chicos que se apuntan a la cosmética masculina: ya sea porque te hayas 'iniciado' rebuscando en el neceser de tu chica o porque le hayas dado una oportunidad a la amplia gama de productos de cuidado masculino de que disponen algunas de las de las firmas de belleza, lo cierto es que las cremas hidratantes 'for men' o los sticks para el contorno de ojos son cada vez mas habituales de ver en la estantería del baño, compartiendo espacio junto a la maquinilla de afeitar y el after-shave.

Hoy, y para que empieces a combatir desde ya los efectos del viento y el frío en tu piel este invierno, te presentamos uno de los productos unisex más eficaces y que siempre conviene tener cerca: el bálsamo labial, o cacao de toda la vida, con propiedades hiper nutrientes y reparadoras, es un milagro para los labios cortados o agrietados, y un must cosmético imprescindible para que tus besos sean de diez durante todo el año.

El bálsamo labial puede presentarse en varios formatos: en barra o stick, similar al pintalabios de las chicas, o en tarritos diminutos, perfectos para llevar en un bolsillo de la chaqueta o dentro de la cartera. Los mas chic, como el de Jean Paul Gaultier (1), incorporan en su gama un bálsamo incoloro y otros dos tonos ligeros que, además de nutrir y dejar los labios elásticos y protegidos, realzan el color natural de los labios. Otras modalidades más modestas pero no por ello menos eficaces son los bálsamos bio, a base de ingredientes naturales, como el lip-balm de cúrcuma, manteca de cacao, jojoba y aceite de semillas de Origins (2), el bálsamo nutritivo con vainilla Bourbon de Yves Rocher (3), el clásico Carmex (4), fabricado desde 1937 a partir de cera de abeja y menta, o la edición especial MTV Tantalising Lip Butter de The Body Shop (5), que promueve el comercio justo con fines benéficos.

null

La aplicación: más sencilla imposible. Ten en cuenta que la piel de los labios es mas fina y sensible que la del resto del cuerpo (se asemeja a la del contorno de los ojos, pero sin glándulas sudoriparas que segreguen grasa y los mantengan hidratados de forma natural), por lo que requiere una dosis de cuidados y mimos extra, especialmente con la llegada del frío: temperaturas mínimas, viento, calefacción... Para evitar las molestias propias de la temporada, basta con que lo apliques de forma regular cada día, o cada vez que notes los labios resecos. Para los más delicados: apuesta por las formulas con factor de protección solar.

¿Te apuntas a la cosmética masculina? ¿Qué te parecen los tratamientos sólo para chicos? Opina en el foro de hola.com

Más sobre: