‘Stop caída’: ¿cuál es el mejor producto para mí?

Lociones, champús, complementos nutricionales… ¿sabes lo que hay que saber sobre tratamientos anticaída?

null

La caída del cabello es, probablemente, una de las preocupaciones estéticas más frecuentes entre los hombres: el día que descubren la almohada o el peine con más cabello de lo habitual, comienza una frenética cuenta atrás, una carrera contra el paso del tiempo difícil de ganar. Largos períodos de estrés y factores genéticos son determinantes a la hora de definir el nivel de caída de cada uno. Por este motivo, los dermatólogos, en colaboración con la industria cosmética, se esfuerzan por dar respuesta al problema de la caída del pelo con tratamientos que van desde el clásico champú de uso diario, hasta los complementos vitamínicos, los masajes que estimulen el nacimiento el pelo o las ampollas con activos químicos que refuerzan el folículo. Está claro que, hoy por hoy, no existen los milagros, y si una persona está genéticamente determinada a perder el pelo antes o después lo hará, pero lo cierto es que, gracias las investigaciones en este campo, existen muchos productos de última generación que ayudan a densificar el cabello, retrasando su pérdida.

null

De entre todos los compuestos químicos que se emplean en las soluciones anticaída de origen cosmético (que no farmacéutico), sin duda el más famoso es el Aminexil, que puede encontrarse en formato ampolla o como parte de un champú. Se aplica directamente sobre el cabello, y promete resultados tras tratamientos a largo plazo, que pueden extenderse hasta los dos años. Algunos de los cosméticos que lo incluyen en su composición son Kerium Anticaída, de La Roche-Posay, Garnier Fructis Stop-Caída, el Champú Energizante de la línea Dercos de Vichy o las ampollas monodosis de Kérastase Aminexil GL®.

Otro tratamiento con resultados efectivos y comprobables es el que ha resultado de las investigaciones farmacéuticas sobre otro compuesto, el Minoxidil, un vasodilatador que estimula directamente el folículo y por tanto el crecimiento del pelo. Su actuación es algo más agresiva, por lo que es conveniente consultar al médico o farmacéutico antes de iniciar su uso: se aplica directamente sobre el pelo, y puede encontrarse en las fórmulas de medicamentos como Lacovin o Rogaine.

Por último, los complementos vitamínicos orales, que se presentan en forma de cápsulas, y suelen incluir en su composición extractos de plantas naturales y vitaminas, que ayudan a fortalecer el cabello desde dentro. Su función es la misma que un complemento nutricional, sólo que orientado a hacer el cabello más fuerte. Quinoral, de los laboratorios Klorane, promete resultados tras tres meses de tratamiento. Innéov Masa Capilar, la línea de complementos nutricionales desarrollada por Nestlé y L’Oréal, actúa directamente en el centro de fabricación del cabello, gracias a una fórmula a base de taurina, té verde, uva y zinc.

¿Has probado alguno de estos productos? ¿Cuál ha sido tu experiencia? Cómpartela con el resto de lectores en los foros de ForosChic

Más sobre: