Cosmética masculina: problemas y soluciones

Útiles consejos para prevenirlos y mitigarlos

Piel apagada, la temida 'barriguita', el pelo que se cae... Le presentamos algunos de los problemas más habituales en los hombres y los medios para solucionarlos o, al menos, mitigarlos.

Pelo en caída libre. ¿Cuál es el secreto de que las lociones anticaída funcionen y consigan retrasar la alopecia? Usarlas de forma preventiva, constante y regular. Por ejemplo, una cura dos veces al año. Otro gran aliado anticaída son los complementos nutricionales como Innéov masa capilar o Arkocapil, que fortalecen el pelo desde la raíz.

Flacidez en la piel. La mejor receta para combatir la caída del tejido cutáneo es evitar el sol en la juventud y usar cremas que estimulen la producción natural de colágeno. Son buenas opciones la Crema antiarrugas y revitalizante, de Nivea for Men, y el envase dúo con gel y crema Vita Lift, de L’Oréal Men Expert.

Sin rojeces: ni irritación ni capilares rotos. Lo más importante es reducir al máximo la agresión del afeitado. ¿Cómo? Usando ablandadores de la barba muy emolientes; rasurando siempre en la dirección de crecimiento del pelo (nada de afeitar a contrapelo) y aplicando tras el afeitado bálsamos muy calmantes. Como protección extra conviene usar una crema emoliente que mejore la función barrera de la piel y la proteja de los elementos externos. Entre sus productos aliados están Reves d’Homme, de ClarinsMen, que trata barba y piel a la vez, el Suero bifásico, de Jeanne Piaubert Homme, que calma e hidrata, y el Bálsamo regenerante y calmante, de Clinique for Men.

Una mirada sin arrugas ni bolsas. Nada como recurrir con frecuencia al contorno de ojos para suavizar las arruguitas que son las primeras en delatar la edad. El secreto es extenderla sólo allí donde ser forman las patas de gallo y no tirar de la piel, sino hacerlo a golpecitos. Los geles con activos descongestionantes reducen la inflamación de la piel bajo los ojos, especialmente si se guardan en frío y se aplican con un suave masaje con la yema de los dedos. Pinche aquí si quiere ver nuestra selección de productos para tratar las arrugas y las bolsas de los ojos.

Combatir los michelines. No vamos a decir que hace falta olvidarse de las tapitas, porque eso es obvio. Pero además, la cosmética está para echar una mano en forma de productos reductores que cumplen una doble función. Por un lado, ayudan a la combustión de grasa. Por otro, reafirman la piel, por ejemplo Ab Reduce, de Yacel y Abdosculpt, de Biotherm Homme.

Acabar con los brillos en la cara. El primer golpe a los indeseados brillos se consigue aplicando cremas matificantes, que contienen microesferas que absorben el exceso de sebo. Además, existen papeles matificantes que, presionados contra el rostro, absorben esa grasa natural y la dejan mate, sin necesidad de maquillaje ni crema.

Piel apagada y falta de tono. Dado el grueso de la capa córnea masculina, el problema de la piel grisácea es muy común a partir de los 30 años. Realizar una exfoliación una o dos veces por semana, así como usar cremas con activos renovadores, devuelve el frescor a la piel y elimina el aspecto de cansado.

Una sonrisa más blanca. El vino, el tabaco, el caf酠Todo ello mancha los dientes. Además de usar pastas blanqueadoras y ser muy riguroso con la higiene dental, existen kits de blanqueamiento caseros que sirven para aclarar algunos tonos y dar más luminosidad a los dientes.

Más sobre

Regístrate para comentar