El surf: descarga de adrenalina sobre las olas

Útiles consejos para difrutar de este deporte

  • Thruster: Tablas con tres quillas, muy ligeras y finas. Requieren un control muy alto del equilibrio y una técnica bastante buena para poder disfrutarlas en el agua. Su comportamiento en la ola es muy "nervioso" y con poco impulso se deslizan a gran velocidad.
  • Bigwaves: Mención aparte merecen los surfers de olas gigantes (más de 6 metros de pared), modalidad que cada día tiene más adeptos, utilizan unas tablas con cinchas para sujetar los pies y son remolcados por motos acuáticas hasta colocarse en la pared de la ola, la estructura de la tabla es fina y alargada para conseguir una velocidad superior a la de la ola y no ser tragados por el tubo que se crea. Su preparación física es extrema, incluso realizan entrenamientos en apnea (falta de oxígeno) de larga duración para poder superar con éxito una caída de la ola y salvar su vida.

    Lesiones y dolencias típicas del surfista. Debido al medio en el que se practica no es muy común ver algún surfista accidentado, pero no debemos olvidar que una práctica continuada de este deporte puede acarrear problemas a largo plazo. Nuestro cuerpo está durante varias horas en contacto con el agua y nuestras articulaciones sufren el rigor de la humedad, por eso la mayoría de los surfistas padecen dolencias de carácter reumático, así como otitis y rinitis. Pero la dolencia que más puede perjudicar e incluso apartar al surfista de su pasión por las olas, es la hiperostosis; se trata de un crecimiento óseo en el canal externo del oído, debido a la acción del agua, aire y la humedad. Se puede operar, pero requiere una larga temporada fuera del agua. Por eso si quieres proteger y asegurar tus oídos utiliza tapones, cada día son más los surfers que protegen sus oídos de su mejor aliado: el mar.

    Más información: www.entrenadorespersonales.com

    Más sobre: