El surf: descarga de adrenalina sobre las olas

Útiles consejos para difrutar de este deporte

Es uno de los deportes del verano. El surf conquista a muchos amantes de las emociones sobre el agua desde hace décadas. Resulta imposible fijar la fecha exacta de la primera vez que un hombre se deslizó sobre una ola. Algunas teorías indican que fue en América del Sur donde pudo comenzar y otras indican que los polinesios en sus constantes travesías llevaron la costumbre de deslizarse por olas hasta lugares como Hawai. Pero si tenemos que poner una fecha al desarrollo del surf en la cultura occidental, tendremos que irnos hasta el año 1914. Aunque ha sido a finales de los 90 cuando ha experimentado un boom inesperado que ha propiciado que las playas, sobre todo en tiempo estival, estén llenas de surfistas ávidos por coger la preciada ola.

Como todo deporte que se desarrolla en un medio acuático tiene sus particularidades, que debemos tener en cuenta. Además, debido a la sensación adrenalítica que crea, en muchas ocasiones el practicante entra directamente al agua, sin realizar ningún tipo de calentamiento o preparación. Y debido a la posición que debemos mantener encima de la tabla (cierta tensión muscular), no es raro ver algún surfista salir del agua con calambres y contracturas musculares a los pocos minutos de entrar. Por eso se hace necesario dedicar unos minutos al acondicionamiento de nuestro cuerpo para que la práctica sea satisfactoria. Actualmente la mayoría de las escuelas que ofertan cursos de surf en las playas de la costa española, inciden de manera especial en una buena preparación física antes y después de practicar surf.

¿Qué grupos musculares intervienen? ¿Cómo hay que prepararse?
Aunque pueda parecer lo contrario, el surf exige una importante condición física. Intervienen grupos musculares grandes (dorsal, hombro, espalda) y otros pequeños como (tríceps, bíceps, deltoides) que demandan oxigeno en los momentos más intensos como es remontar la ola. Por eso, si queremos hacer una buena preparación física, no debe faltar:
  • Trabajo aeróbico (carrera continua) que mejore nuestra resistencia física.
  • Ejercicios de coordinación-equilibrio que nos permitan dominar la tabla sobre la ola en movimiento.
  • Trabajo específico de fuerza en los distintos grupos musculares que intervienen, para mejorar la fuerza-resistencia.
  • Trabajo específico de la zona abdominal y lumbar, ya que debido a la posición sobre la tabla mientras remontamos la ola, mantenemos una continua hiperextensión de espalda y presión continua de la zona abdominal.
  • Trabajo específico de la musculatura del cuello. Los movimientos de cuello a derecha e izquierda se hacen continuos cuando se forma la ola y tenemos que ubicarnos con rapidez en la zona correcta.
  • Flexibilidad general y específica de los grupos musculares que más intervienen en el surf.

    Un dato: La mayoría de los surfers profesionales que compiten en el circuito mundial, practican yoga y Pilates en su preparación física.

    Más sobre: