Fin de fiesta en la Semana de la Moda Masculina de Milán

El modisto Giorgio Armani fue el encargado de clausurar esta cita con la moda

Parece ser que la mayoría de los diseñadores han demostrado en Milán que tienen como objetivo imprimir un estilo ‘fashion’ en todos sus clientes, proponiendo un hombre al que le gusta cuidarse y que prefiere las prendas vanguardistas y atrevidas. Para ir a trabajar, hacer deporte, salir a dar un paseo... Cualquier momento es idóneo para ir a la última, dejando a un lado todo lo clásico. Así lo demostró Giorgio Armani con su primera línea, en la que llamó la atención un cuidado y espectacular abrigo de pelo largo. Su novedad ha sido la chaqueta Giorgio, una prenda de lana forrada de organdí para estar más reforzada.

Similar estilo se pudo ver en el desfile de Gianfranco Ferré, en el que destacaron las prendas bordadas y estampadas, así como los colores muy vivos. En las últimas jornadas de Milán, también se pudieron conocer las propuestas de las firmas Byblos y Romeo Gigli, quién a diferencia de sus colegas imprimió un estilo muy clásico en su pasarela.

Más sobre: