Gucci llena de sensualidad la pasarela de Milán

Es el último desfile masculino de Tom Ford para esta firma italiana

La estancia se convirtió en un tenue bar lleno de hombres y mujeres en ropa interior, que Tom Ford hizo bailar entre luces y sombras. Todo ello para rendir homenaje en su último desfile masculino para Gucci al estilo erótico, sensual y polémico que ha impreso en sus diseños y campañas publicitarias de los últimos años. Pero la puesta en escena no fue lo único que llamó la atención de su desfile. También su colección brilló con luz propia y todos los presentes la definieron como "brillante".

Los modelos, que caminaban fumando y bebiendo whisky en vasos anchos de cristal con el logotipo de la firma impreso, lucieron chaquetas de terciopelo y camisas con chorreras, pantalones ligeramente de corte ‘pitillo’, cazadoras entalladas en pelo rasurado... así como una amplia colección de accesorios, entre los que predominaban los confeccionados en piel de saurio. Sus propuestas recordaban al look más refinado de la década de los 70.

Más desenfadas eran las propuestas de la firma Calvin Klein, que apuesta por las prendas en punto y por el color negro y el azulón. Por su parte, Giorgio Armani también se ciñe a los diseños de corte informal. En primera fila de su desfile se encontraba el futbolista Luis Figo, acompañado por su mujer, la modelo Helen Swedin.

Más sobre

Regístrate para comentar