Cuidados muy masculinos

Un estudio realizado por la firma Biotherm analiza los hábitos de los europeos a la hora de cuidarse

La cosmética masculina vive una innegable expansión y las grandes casas cosméticas lo saben. Ya no es extraño ver a los hombres frente a un espejo echándose cremas, como confesaba hace poco el tenista Alex Corretja cuando era presentado como imagen de una firma de cosmética masculina. Nadie duda de que los hombres están cada vez más interesados en su cuidado personal, dato que corroboran multitud de estudios que, año tras año, reflejan cómo los hombres comienzan a gastarse el dinero en productos hasta ahora impensables.

Así se ha constatado en un reciente estudio presentado por Biotherm y desarrollado en cinco países de Europa (España, Francia, Gran Bretaña, Alemania e Italia).

¿Sabe cuál es el mayor problema de la piel de los hombres españoles? Según se desprende del estudio, se trata de los brillos, muy característicos de las pieles grasas, algo que no extraña al conocer que el porcentaje de hombres con la piel grasa (24%) es mucho mayor en España que en otros países del norte de Europa, lo que demuestra así la influencia que ejerce el clima en la piel (menos frío y más húmedo en los países del sur). Y después de los brillos, lo que más preocupa a los españoles son los puntos negros y la piel sensible.

Ellos consideran que la edad, el cansancio o el estrés son los factores que más afectan al estado de la piel. Sin embargo, consideran que los factores externos, como no hacer ejercicio, fumar o beber alcohol, afectan poco o nada a la piel. En este sentido, los españoles discrepan con los europeos, que sí que consideran que la contaminación y el tabaco afectan especialmente a su piel.

¿Y las arrugas? ¿Les preocupan a los españoles? El 55% declara tenerlas, un dato relativamente inferior a la media europea (63%). Aunque los hombres más jóvenes comienzan a darle importancia a las huellas del tiempo en sus rostros, lo cierto es que es curioso que el 18% de los hombres españoles de más de 60 años se niega a reconocerlo y dice no tener ninguna arruga en su piel.

Un 27% de los hombres españoles declara tener bolsas y ojeras, y esto les preocupa (un 35% de los hombres se muestra más inquieto por estos problemas que por otras arrugas). Quizá sea por ello que tradicionalmente el tratamiento para el contorno de ojos ha sido considerado como uno de los productos que primero han empezado a usar los hombres una vez que han decidido cuidarse. En Alemania, por ejemplo, un 50% de los caballeros muestra preocupación por los problemas del contorno de ojos.

Más sobre: