Alex Corretja, un ‘apasionado’ de la cosmética

El tenista es la nueva imagen de una línea de productos de cuidado masculino

Es la mejor muestra de que el mito de que las cremas son sólo para las mujeres está muy anticuado. A Alex Corretja le preocupa su imagen y sabe que tiene que cuidarse. A sus 29 años, pero pone todo su esmero en que cada cumpleaños no deje demasiada huella en forma de arrugas en su cutis. Coqueto como el que más, no es extraño que haya sido elegido para convertirse en imagen de la gama de productos masculinos de la firma Biotherm en España.

"La verdad es que empecé a preocuparme por mi imagen ya hace unos cuantos años. Por mi profesión estoy obligado a pasar gran parte del tiempo al aire libre y está claro que eso deja huella en la piel y por eso empecé a usar cremas", explica el tenista español, que reconoce que comenzó probando con una crema hidratante. Y si las famosas nos desvelan algunos de sus secretos de belleza, él no duda en confesarnos también sus trucos: "Todos los días me limpio bien la cara y, después de afeitarme, me echo mi crema y mi contorno de ojos. La verdad es que se tarda cinco minutos y, sin embargo, la diferencia se nota".

Además, Alex es un firme partidario de la cosmética masculina y recalcó que no es necesario que los hombres "roben" del neceser de sus mujeres su crema antiarrugas, pues existen productos adaptados especialmente a la piel del hombre.

Corretja, que también fue imagen de algunos productos de L’Oréal y de una firma de gafas, sabe que existen muchos prejuicios en lo referente al cuidado masculino, pero él lo tiene claro: "Creo que ya ha llegado el momento de tirar barreras en cuanto a los terrenos que tradicionalmente se han considerado exclusivamente masculinos o femeninos". Y no sabemos si ha servido de ejemplo, pero parece que algunos compañeros han tomado nota y no han dudado en imitarle. "Hace unos años mis compañeros me miraban un poco raro cuando me veían en los vestuarios, por ejemplo, limpiándome la cara con un producto. Sin embargo, yo sé que ahora muchos de ellos también han empezado a hacerlo".

Sobre todo, defiende que hay que cuidarse no para guardar una imagen de cara al exterior, sino "para sentirse mejor con uno mismo".

Más sobre: