Ralph Lauren muestra a la vez sus tres líneas masculinas en Milán

Por la pasarela milanesa también han desfilado Gianfranco Ferre y Romeo Gigli

Desde que mostrara su primera colección masculina hace tres temporadas, el modisto norteamericano Ralph Lauren ha demostrado ser uno de los mejores diseñadores del momento. En la actual cita milanesa -en la que se presentan las propuestas para el otoño-invierno de 2003-2004-, el diseñador, icono de la estética de los Estados Unidos, ha organizado un desfile en el cual ha presentado las propuestas de sus tres líneas para el hombre: Polo, Double RL y Purple Label.
Así, sobre su pasarela han desfilado hombres que visten chaquetas de raya diplomática que se combinan con jerséis de punto y vaqueros de aspecto desgastado; cazadoras de cuadros a juego con pantalones de corte estrecho o trajes entallados de botonadura simple o doble. En cuanto a los colores, Ralph Lauren muestra preferencia por diversas tonalidades de verde, azul y marrón, con pinceladas de los siempre presentes blanco y negro.

Diseño de calidad
El genial modisto Gianfranco Ferre ha vuelto a demostrar que sus diseños destacan por la calidad de sus tejidos y por los cortes precisos y elegantes de sus prendas. En su desfile, en el que participó el impresionante top italiano Samuele Riva, fue muy aplaudida su colección de abrigos, que se diseñan muy largos. Destacó uno confeccionado con piel de mapache que, en su parte exterior, estaba tratada de forma que visualmente parecía ser metal estropeado y otros cuyas solapas se silueteaban con visón. Gran parte de su colección denotó un cierto aire militar, pero que busca encontrar el ‘look’ más elegante y distinguido de la milicias.

Color y estampado
Original y llamativa. Así se podría definir la colección que Romeo Gigli mostró en Milán. Este diseñador volvió a demostrar que la estética inglesa es la que más le gusta. En esta ocasión, sus diseños se inspiran en la época Eduardiana (1890-1910), aunque se modernizan con materiales muy pulidos y con estampados exóticos. El rojo y el negro fueron los protagonistas de estas propuestas de las que el modisto se siente muy orgulloso. "Un dios moderno es lo que Romeo Gigli presenta para el otoño e invierno, un joven dios urbano quien hace de su altar su forma de vida, ofreciendo ironía y disfrutando de la hoguera del amor", exclama este vanguardista modisto italiano.

Más sobre: