007, un estilo de película

James Bond viste caros trajes de sastrería italiana y lleva un exclusivo reloj suizo

El agente más famoso del mundo cumple 40 años de correrías en el cine y sus películas han ido ganando en sofisticación y efectos especiales. Sin embargo, el estilo y la clase de James Bond siguen inmutables a lo largo de los años; un estilo que se basa en el clasicismo y en evitar cualquier atuendo o detalle que sea llamativo o extravagante.

En Muere otro día, la última entrega de la serie, 007 viste, como suele, los impecables trajes de una de las casas de sastrería más famosas del mundo: Brioni, fundada en 1945 en Roma y que se distingue por su trabajo artesanal y a medida. Y es que el sibarita James Bond no se podía conformar con otro tipo de traje hecho en serie, por muy de marca que fuera.

Otro aspecto que llama mucho la atención es, como en la indumentaria de todo caballero, el reloj. Pero el suyo, por supuesto, es especial. Se trata del Omega Seamaster Professional, un modelo con todo tipo de dispositivos que en el mercado real cuesta unos 1.570 euros.
Pulse aquí para ver el especial sobre James Bond.

Más sobre: