Giorgio Armani tiñe de gris y azul la pasarela de Milán

El modisto también presentó un día antes sus colecciones de Emporio Armani

Si la colección de su línea Emporio Armani para la primavera-verano 2003 fue todo un éxito, sus propuestas de la marca que lleva su mismo nombre (Giorgio Armani) también han entusiasmado a la crítica más especializada. Estas últimas creaciones buscan en el Lejano Oriente la inspiración para la confección de sus prendas, que presentan cortes muy cuidados y hechuras que se ajustan al cuerpo del hombre.

En cuanto a los colores, el modisto italiano apuesta por una variada gama de azules, grises y blancos. Por su parte, los géneros estrellas de la temporada son el lino, el algodón y la lana fina.

Más sobre: