Ralph Lauren y Gianfranco Ferre, dos estilos diferentes en Milán

El diseñador norteamericano apuesta por un vestuario clásico y el modisto italiano por uno mucho más desenfadado y moderno

La presentación de la colección masculina de Ralph Lauren era una de las citas más esperadas en la pasarela milanesa. Hace seis meses, el diseñador norteamericano triunfaba en Milán, con lo que se convertía en su primer desfile de moda para hombre realizado en Europa. Ahora, nuevamente ha conseguido entusiasmar a la crítica que no ha dudado en alabar su trabajo para la temporada de primavera-verano 2003.

Ralph Lauren vistió a los modelos, entre los que destacaron Gabriel Aubry y Joel McMillan, con prendas que combinan el color blanco con el azul marino, lo que los convirtió en ficticios pasajeros de un crucero. Sin duda, unas prendas ideales para pasear por la cubierta de un lujoso barco. Aunque, eso sí, siempre diseñadas siguiendo una línea muy clásica que evocaba a los universitarios ingleses de los años 30, con sus pantalones de rayas, jerséis ajustados y chaquetas de terciopelo.

Muy distintas fueron las creaciones de la firma Gianfranco Ferre, que creaban un look más desenfadado y por las ropas "para llevar a la playa", como afirmó la prensa especializada. Aunque estas propuestas no están reñidas con la elegancia, la marca italiana apostó por los shorts, las camisas con flores estampadas, los tejidos transparentes y los pantalones de tela vaquera. Y, como la mayoría de sus compañeros, con el color blanco como estrella de su colección.

Pinche aquí visor milan hombre verano 2003 para ver todos los desfiles foto a foto.

Más sobre

Regístrate para comentar