La Selección Española de Fútbol ya tiene sus 'uniformes'

La firma catalana Grisby ha sido la encargada de diseñarlos

Elegantes, cómodos y modernos. Así es como aparecerán vestidos los jugadores de la Selección Española de Fútbol cuando no se encuentren disputando uno de los partidos del Mundial 2002, que se celebrará a lo largo de los próximos meses de mayo y junio en Corea y Japón.

Si en el campo de juego el ‘uniforme’ reglamentario es camiseta roja y pantalón azul, la firma Grisby, empresa española fundada en 1978, ha creado dos tipos de uniformes muy distintos.

Uno de ellos ha sido ideado para que los jugadores lo luzcan en los momentos en los que el protocolo exija una imagen más rigurosa: Grisby propone un traje gris con raya diplomática azul, confeccionado con pura lana y con tres botones, que se combina con una camisa de tono azul claro. Una corbata de color añil, en la que se cose un escudo de la Federación Española de Fútbol, y unos zapatos y un cinturón de color negro son los complementos elegidos para esta primera opción.

Sin embargo, cuando acudan a actos en los que el protocolo no exija etiqueta, "los chicos" de la selección española mostrarán un look más desenfadado, pero por ello menos elegante. Para estas ocasiones informales, los futbolistas lucirán un elegante blaizer muy ligero; un polo de color crudo, que va a juego con un pantalón de algodón; y un cinturón y unos zapatos de color tabaco y confeccionados en ante.

Miguel Ángel Nadal, jugador del Mallorca, ha sido el primero de los futbolistas que ha lucido estas creaciones, como se puede ver en las fotografías adjuntas. Sin duda, los miembros de la Selección Española dejarán bien claro que no sólo son unos buenos deportistas, sino que también saben acertar con su indumentaria en cualquier situación, para no quedarse en ningún momento ‘fuera de juego’.

Más sobre: