La pasarela masculina de París termina tras cuatro días de desfiles

Las firmas Yves Saint Laurent y Christian Dior proponen un hombre que viste con colores alegres y de forma desenfadada

El colorido de las prendas ha sido la dota predominante de los desfiles de moda masculina que desde el pasado viernes 25 de enero se celebraban en París. Rojos, verdes, azules... Cualquier tonalidad diferenciaba a la pasarela parisina de la oscuridad que caracterizó a las colecciones vistas semanas anteriores en Milán. Con la presentación de las propuestas de la firma Christian Dior, esta tendencia mostrada en la capital francesa se ha reforzado.

Esta mítica casa de modas ha apostado por los colores rojo, azul, plata y amarillo. Hedi Slimane, diseñador de la firma, propone para el próximo invierno un hombre que viste pantalones ligeramente ceñidos y camisas de largas mangas, que se complementan con corbatas de raso muy estrechas. Para dar un toque más glamouroso, algunas de las prendas se confeccionan en tejidos con mucho brillo.

La colección de Hedi Slimane ha traído a la pasarela parisina nuevas ideas para el guardarropa de ropa. El lujo de sus creaciones y la maestría de sus cortes han hecho que la crítica especializada le catalogue como uno de los diseñadores de ropa masculina más importantes del momento.

Tom Ford
Frente a las juveniles líneas propuestas por Dior, se encontraban las creaciones de Tom Ford para la firma Yves Saint Laurent, que se caracterizaban por las hechuras muy amplias y un estilo sobrio. En el desfile, que tuvo que ser aplazado por el mal tiempo días antes, se vieron pantalones anchos, confeccionados con telas ligeras de mucha caída, y largas chaquetas, combinadas con camisetas. Como pasó con su colección masculina para la marca Gucci presentada a principios de enero en Milán, el color negro sigue siendo el preferido de este diseñador norteamericano. El tejido estrella es el terciopelo, que se utiliza para confeccionar prendas y complementos.

Más sobre: