La mezcla de estilos domina la pasarela masculina de París

La firma española Armand Basi destacó con una colección de aire hispano

El look militar mostrado durante la primera parte de la colección de Armand Basi, se pudo ver de forma similar sobre la pasarela de la firma Kenzo. Abrigos de cuero con grandes solapas, gorras, chaquetas de lana, pantalones rectos... Y todo ello combinado con botas militares. Mientras estos hombres salidos del cuartel desfilaban con las propuestas creadas por la danesa Roy Krejberg, diseñadora de la firma, un grupo de trabajadores de la marca protestaba en la puerta del local a causa de sus despidos.

Este incidente, que no evitó el aplauso de la crítica para la colección de Kenzo, no fue el único de esta Semana de la Moda de Hombre de París. La firma Yves Saint Laurent tuvo que cancelar su desfile de ropa masculina, diseñada por Tom Ford, cuando el fuerte viento que soplaba a orillas del Sena se llevó la carpa que horas después acogería el desfile del diseñador norteamericano.

Otra de las firmas presentes en París fue Jean Paul Gaultier, que afortunadamente no encontró ningún contratiempo durante su pase. En su caso, los modelos abandonaron el look militar para volverse más ambiguos, con pantalones muy ajustados, chaquetas cortas, zapatos de tacón con la punta alargada...

Los colores metalizados, los brillos y el cuero inundan estas creaciones que, según el diseñador, "están dirigidas a los hombres que se identifican con las mujeres que se visten como hombres". De este modo, Gaultier rinde homenaje a las estrellas Marlene Detrich, Greta Garbo, Grace Jones, Catherine Hepburn, George Sand y Annie Lennox.

Más sobre: