Gianfranco Ferre: la mejor colección de Milán, según la crítica

Moschino propone plumas de avestruz y piel de conejo como accesorios

Los desfiles de Milán Moda Uomo (Milán Moda Hombre) para la temporada otoño-invierno 2002-2003 han llegado a su fin, y lo han hecho con dos de las propuestas más aplaudidas. Las firmas Gianfranco Ferre y Moschino han sabido cerrar la semana de desfiles con unas colecciones que han dejado satisfecho a un público deseoso de ver diseños buenos.

La marca Gianfranco Ferre presentó una colección excelente que, según la crítica especializada, reúne las mejores creaciones vistas en la Semana de la Moda milanesa. Para la firma italiana, fundada en 1978, la distinción y la elegancia serán las características que predominen en el armario masculino el próximo invierno, unas pautas que también siguió en su desfile el norteamericano Ralph Lauren, quien debutaba en la pasarela de Milán.

La corbata recupera posiciones
El hombre de Ferre viste con abrigos de estilo ruso, confeccionados en nylon, lana o cachemir y con cuello de piel de visón, que aportan un toque de glamour. Un efecto conseguido también por los 'tres cuartos' en piel de conejo. Además se presentaron trajes, con chaleco y chaqueta ajustada, que se combinan con corbatas, un complemento que recupera posiciones. En esta ocasión, la firma italiana ha abandonado los diseños barrocos a los que nos tenía acostumbrados para apostar por el refinamiento y sencillez de sus prendas, que las hacen más asequibles para el público.

Moschino
Si las propuestas de Gianfranco Ferre gustaron a los críticos, la colección de la firma Moschino no se quedó atrás y recibió su particular ovación. Para comenzar, los modelos aparecieron en la pasarela acompañando sus ropas con accesorios, que los expertos pensaron que sobraban: plumas de avestruz cosidas a los hombros y piel de conejo anudada a la cintura a modo de cinturones. Entre su propuestas, sorprendieron los trajes de diseño amplio y los pantalones vaqueros de colores estridentes.

Más sobre: