El hombre se viste de blanco

Grandes firmas se apuntan a teñir completamente el vestuario masculino de este color, hasta ahora reservado para ocasiones muy concretas

Parecía que el blanco sólo estaba destinado a vestir a las novias. Pero, el que hasta ahora era el color de la pureza, se ha convertido en el protagonista de las prendas masculinas al teñir no sólo camisas, sino también chaquetas, trajes e, incluso, el calzado.

La frescura de este color, muy apropiado para los calurosos días estivales, se ha convertido en la última moda para el hombre. Tanto de día como de noche, el blanco se extiende por todo el cuerpo. Suelen ser los pantalones de lino combinados con camisas, que se llevan por fuera o con polos, los reyes de esta tendencia. No obstante, para los más atrevidos, los trajes o esmóquines blancos sorprenderán en cualquier fiesta o velada y aportarán un toque chic con mucho estilo.

A esta tendencia se han apuntado firmas como Camel Active, Versace, Iceberg, Gucci y Hugo Boss. Todas ellas uniforman al hombre de este color aunque, a veces, para romper con una cierta monocromía, se le añaden complementos en negro o una prenda de colores vivos.

Más sobre: