Afeitado rápido y seguro

Uno de los mayores quebraderos de cabeza para los hombres de hoy es afeitarse cada día. Afortunadamente, en la actualidad existen numerosos productos que facilitan la eliminación del vello facial masculino.

El último estudio que hizo la firma alemana Nivea confirma que un 95% de los hombres europeos se rasuran diariamente. Algunos incluso afirman hacerlo dos veces, por lo que no es extraño que las facilidades tengan que ir aumentando. De entre los encuestados, sólo un 5% afirma utilizar exclusivamente la maquinilla eléctrica, lo que indica que la inmensa mayoría prefiere el estilo tradicional con espuma y maquinilla de cuchillas, aunque resulta más laborioso. Pero, ¿cuáles son las ventajas de cada uno de ellos?

Maquinilla eléctrica: los cutis sensibles con problemas de acné y de pelillos enquistados, sobre todo en el cuello, se decantan por la máquina eléctrica que invade menos y nunca corta ni araña. Sin necesitar agua ni espuma o jabón, se hacen imprescindibles en viajes, en un cajón del despacho o incluso en la guantera del coche.

Manual: su acabado es inmejorable lo que la convierte en la más solicitada. Sus efectos nocivos se pueden controlar siguiendo algunas sencillas indicaciones:
  • Afeitarse después del baño o la ducha, porque el vello está más blando a causa del vapor. Si no fuera posible, es suficiente con mojarse el cutis con agua tibia, nunca fría ni caliente.
  • No extralimitarse en el uso de la cuchilla y cambiarla a menudo.
  • Usar cremas, geles o jabones muy hidratantes y con efectos suavizantes y calmantes.
  • Enjuagar la cara finalmente con agua fría y, si hay tiempo, extender una toalla mojada en agua helada para cerrar bien los poros.
  • Extender por todo el rostro el producto after shave. Conviene que no contengan alcohol e hidraten, aunque los aromatizados son perfectos para las pieles menos "quejicas" por su acción vivificante.

    Más sobre: