Realeza y personalidades

Noticias

La Princesa Máxima ha inaugurado hoy, 22 de junio, el simposio conmemorativo de la creación de la Cátedra Príncipe Claus en el palacio de Noordeinde de La Haya. Acompañada por la Reina Beatriz, el príncipe Friso y la esposa de éste, la princesa Mabel, la Heredera al trono de los Países Bajos ha hecho coincidir su vuelta al trabajo con la celebración del quinto aniversario de la creación de la Cátedra Príncipe Claus de cuyo comité es presidenta
Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotografías

“Si había un asunto en el que el príncipe Claus y yo estábamos completamente de acuerdo era que las personas tienen derecho a progresar y que para que lo consigan es necesario que se les ofrezcan las oportunidades necesarias”

MÁXIMA: 'CADA VEZ ME RESULTA MÁS DIFÍCIL SOPORTAR LA HIPOCRESÍA Y LAS FALSAS APARIENCIAS'

La futura Reina de Holanda vuelve al trabajo tras su baja por maternidad rindiendo un emotivo homenaje a su suegro, el príncipe Claus

22 JUNIO 2007
La Princesa Máxima ha inaugurado hoy, 22 de junio, el simposio conmemorativo de la creación de la Cátedra Príncipe Claus en el palacio de Noordeinde de La Haya. Acompañada por la Reina Beatriz, el príncipe Friso y la esposa de éste, la princesa Mabel, la Heredera al trono de los Países Bajos ha hecho coincidir su vuelta al trabajo con la celebración del quinto aniversario de la creación de la Cátedra Príncipe Claus de cuyo comité es presidenta.
El acto ha incluido, entre otras actividades, un debate con los cinco catedráticos sobre los principios y las conquistas de la educación y la investigación en materia de ayuda al desarrollo de acuerdo con los principios e ideas del príncipe Claus.
La cátedra, creada por la Universidad de Utrecht y por el Instituto de Estudios Sociales de La Haya a la que pueden optar jóvenes y brillantes docentes de África, Asia, Latinoamérica, el Caribe y el Pacífico, es ocupada cada año por un investigador diferente.
Máxima, que considera a su suegro como un ejemplo a seguir por su franqueza y por el interés que mostró a la hora de mejorar las condiciones de vida de los marginados, la tolerancia hacia las diferencias culturales y la pobreza, está dispuesta a pisar sobre los mismos pasos que en su día diera el príncipe Claus.
“Si había un asunto en el que los dos estábamos completamente de acuerdo era que las personas tienen derecho a progresar y que para que lo consigan es necesario que se les ofrezcan las oportunidades necesarias”.
Para hablar de todos estos temas -desarrollo, globalización, Tercer Mundo, etc...-, la futura reina de Holanda ha accedido a una entrevista con la revista mensual Nuestro Mundo que ha podido celebrar sus cincuenta años en el mercado publicando en exclusiva las primeras declaraciones que ha hecho la Princesa tras su incorporación a la vida oficial.

” Cuidar y educar óptimamente a nuestras hijas”
Máxima dice en su entrevista que, como miembro de la Familia Real, le resulta cada vez más difícil soportar la hipocresía y las falsas apariencias con la que se tropieza y que, al igual que el Príncipe Claus necesita expresar sus sentimientos con libertad y sinceridad. Lo que no significa, en su caso, que no sea consciente de sus limitaciones a la hora de hacer declaraciones.
La futura Reina reconoce también que la llegada de sus hijas no sólo ha incrementado su sensibilidad hacia los problemas de los desheredados, sino que le ha hecho ser más consciente de que debemos luchar por un futuro en el que la seguridad, la libertad, el respeto y las oportunidades de desarrollarse como seres humanos deben ser vistos como pilares fundamentales de la sociedad. “A veces no puedo soportar escuchar historias sobre injusticia y pobreza, me emociono demasiado.”
A la pregunta de si es optimista sobre el mundo en el que sus hijas van a crecer la Princesa dice: “Soy optimista por naturaleza. E intento transmitir ese optimismo a mis hijas... Sin optimismo no se puede solucionar nada... Pero echo de menos que, en el mundo, haya una verdadera concienciación sobre la lucha contra la pobreza, el medio ambiente o la tolerancia hacia las diferencias culturales.”
A la pregunta de si cree estar trabajando para lograr un mundo mejor, la Princesa contesta: “Lo primordial es cumplir nuestras obligaciones constitucionales con Holanda, además de cuidar y educar óptimamente a nuestras hijas. Salvar el mundo quizás es demasiado ambicioso, pero créame que los dos –refiriéndose a su marido, el príncipe Guillermo- hacemos todo lo que podemos por mejorar la situación de los desfavorecidos del mundo.”
El príncipe Alejandro se dedica al tema del agua y de las instalaciones sanitarias mientras que Máxima se ocupa del desarrollo económico. Según Máxima estos dos campos no están muy alejados porque “para poder disponer de agua potable se necesita financiación”.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?

Haga de Hola.com su página de inicio | Boletines y alertas | Publicidad: anúnciese aquí | Contacte con nosotros | Advertencia legal | Publicación digital controlada OJD

Otras ediciones: HELLO! Inglaterra | HELLO! Canada | HELLO! Rusia | HELLO! Grecia | ¡HOLA! México

© 2000-2006, HOLA S.A., Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España) Sindicación de contenidos