Realeza y personalidades

Noticias

GRAN PREMIO DE F1 DE MÓNACO: BELLEZA, 'GLAMOUR', EMOCIÓN Y ESPECTÁCULO

Ni un solo ingrediente faltó en esta nueva edición del Gran Premio de Fórmula 1 de Mónaco. La belleza y el 'glamour' estaban garantizados con la tradicional presencia de los Grimaldi. Y, un año más, los miembros de la Familia Principesca no defraudaron las altas expectativas. La princesa Carolina y su hija mayor, Carlota Casiraghi, cautivaron con los modelos que eligieron para la ocasión: vestidos minifalderos con estampados de raya (Carolina, de Chanel) y de una versión maxi de la pata de gallo (Carlota). La novia del príncipe Alberto, Charlene Wittstock, estuvo a la altura, en elegancia, de sus parientes políticas y, al igual que Carlota, se decantó por un vestido con corte imperio. Y todos, tanto las damas como los caballeros, coronaron su look con gafas de sol, para no perderse detalle de la competición.

El amor está en el Prix
Otro de los encantos de este acontecimiento deportivo ha sido confirmar el estado del corazón de los Grimaldi. Tras la ausencia de Charlene en acontecimientos claves del Principado, tales como el Baile de la Rosa, surgieron sospechas de que el amor entre el soberano y la nadadora se había acabado. Pero nunca más lejos de la realidad. En las últimas semanas han vuelto a aparecer juntos en público dando de nuevo ciertos tintes de oficialidad a su relación. El príncipe Alberto se presentó por segundo año consecutivo con su novia a esta cita deportiva y a la cena previa, con que se inauguraba, donde se mostraron muy unidos. En la víspera a la competición, Charlene lució un sofisticado vestido de noche, largo hasta los pies, de color coral, con un único tirante y pedrería en el escote. En cuanto a los jóvenes Casiraghi, Carlota Casiraghi no acudió junto a Félix Wickler, su sol y su sombra durante los últimos años, pero disfrutó igualmente de la carrera acompañada por varios amigos, y Pierre Casiraghi, el nuevo puntal en lo que a seducción se refiere del clan Grimaldi, asistió con una joven rubia con la que se le relaciona sentimentalmente.

El espectáculo y la emoción vinieron de la mano del piloto español Fernando Alonso (McLaren Mercedes Benz), que hizo vibrar a todos los presentes. El asturiano se adjudicó ayer el Gran Premio de Fórmula 1 de Mónaco, disputado sobre 78 vueltas al trazado callejero de Montecarlo de 3.340 metros de extensión, y se colocó en la punta del campeonato junto con su compañero de escudería, el inglés Lewis Hamilton. Detrás del actual campeón mundial, terminaron Hamilton y el brasileño Felipe Massa (Ferrari).

  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?

Haga de Hola.com su página de inicio | Boletines y alertas | Publicidad: anúnciese aquí | Contacte con nosotros | Advertencia legal | Publicación digital controlada OJD

Otras ediciones: HELLO! Inglaterra | HELLO! Canada | HELLO! Rusia | HELLO! Grecia | ¡HOLA! México

© 2000-2006, HOLA S.A., Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España) Sindicación de contenidos