Realeza y personalidades

Noticias

La reina Federica de Grecia organizó, en el verano de 1954, un crucero a bordo del Yate Agameón con la intención de que ciento diez jóvenes, miembros de las casas reales europeas, tuvieran la oportunidad de conocerse. Entonces, se produjo el primer encuentro entre la princesa Sofía de Grecia, de quince años, y Juan Carlos de Borbón, pero la primera cita tardaría años

"Fue en la boda de los duques de Kent donde por una vez el protocolo hizo bien las cosas, pues me asignó a Juan Carlos por caballero acompañante”, diría años después la Reina

¿CUÁNDO Y CÓMO SE HICIERON NOVIOS REALMENTE? (I)

11 MAYO 2007
En el verano de 1954, la reina Federica de Grecia organizó un crucero a bordo del Yate Agameón con la intención de que ciento diez jóvenes, miembros de las casas reales europeas, tuvieran la oportunidad de conocerse. Sobre la cubierta de este barco se produjo el primer encuentro entre la princesa Sofía de Grecia, de quince años, y Juan Carlos de Borbón, de dieciséis. No obstante, habrían de pasar muchos años hasta que ese encuentro se convirtiera de verdad en una cita.

En el barco de Eugénides
“Cuando vivíamos en Suráfrica –la reina Federica se refiere, en este apartado de sus Memorias al exilio de la Familia real griega durante la II Guerra Mundial- también estaba refugiado allí un armador griego apellidado Eugénides... en 1954, Eugénides me pidió que visitara uno de sus trasatlánticos y darle mi nombre. Cuando se accede a esto es costumbre regalar a la madrina un gran broche de brillantes. Pero en aquella ocasión tuve una idea y le pregunté si en vez del regalo tradicional, me proporcionaría los medios necesarios para organizar un crucero al que invitaría a todas las familias reales de Europa. Le pareció muy bien. Había varias razones para organizar ese crucero. En primer lugar, Palo –se refiere al rey Pablo, su esposo- y yo deseábamos abrir las puertas de Grecia al turismo... Otra razón es que, desde la I Guerra Mundial, las Familias Reales no habían vuelto a reunirse”.

¿Cuándo se hicieron novios realmente?
Don Juan Carlos frecuentaba, por aquel entonces, el ambiente de las Familias italianas – el Rey entonces fue relacionado con María Gabriela de Saboya- y doña Sofía el de las alemanas y escandinavas –durante mucho tiempo hubo verdadero interés en casarla con Harald de Noruega-, pero y, aún teniendo las miradas fijas en lugares del mundo muy distintos, se dio la circunstancia de que los condes de Barcelona y los Reyes de Grecia mantenían una buena relación y que éstos solían invitarles a Mon Repos, su palacete de veraneo, en la isla de Corfú... Y eso, claro, influyó parcialmente a la hora de avanzar en sus relaciones.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?

Haga de Hola.com su página de inicio | Boletines y alertas | Publicidad: anúnciese aquí | Contacte con nosotros | Advertencia legal | Publicación digital controlada OJD

Otras ediciones: HELLO! Inglaterra | HELLO! Canada | HELLO! Rusia | HELLO! Grecia | ¡HOLA! México

© 2000-2006, HOLA S.A., Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España) Sindicación de contenidos