Realeza y personalidades

Noticias

La princesa Letizia llegó a la clínica Ruber, acompañada de su esposo, el príncipe Felipe, en un vehículo que entró por la puerta principal del centro hospitalario
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

La princesa de Asturias se encuentra, según fuentes no oficiales, en la habitación número 10 de la clínica en la que la Casa Real ha puesto en marcha su dispositivo

LA PRINCESA DE ASTURIAS INGRESA EN LA CLÍNICA PARA DAR A LUZ

Don Felipe y su esposa llegaron al centro hospitalario en una furgoneta con los cristales tintados

29 ABRIL 2007
No se trata de ninguna falsa alarma. La princesa de Asturias, acompañada de su esposo, ha ingresado minutos antes de la una de la tarde en la clínica Ruber de Madrid para dar a luz .

La princesa de Asturias, en coche y acompañada por su esposo, el príncipe Felipe, entró por la puerta principal de la clínica. Después de sufrir un aumento de contracciones, posible inicio de dilatación, y por consejo del doctor que la trata, Luis Ignacio Recasens, la princesa de Asturias ha llegado al hospital para traer al mundo a su segunda hija.

La Reina ha recibido la noticia del ingreso de doña Letizia en Rusia, ya que se encuentra desde el sábado en Moscú a donde ha acudido al funeral del violonchelista y director de orquesta Mstislav Rostropovich. Tras enterarse, Doña Sofía ha comenzado los preparativos para regresar a España "en cuanto sea posible", según la Zarzuela. Por su parte, los Duques de Palma están esta tarde en Barcelona presidiendo la final del torneo Conde de Godó de tenis y aún se desconoce cuando se acercarán hasta la clínica.

Para mayor seguridad de la madre y del bebé, doña Letizia ha sido sometida en estas últimas jornadas de espera a varias monitorizaciones con las que se comprobaron que la frecuencia cardiaca de su bebé era perfecta, no había indicios de sufrimiento fetal en este final del embarazo a término y la pequeña estaba colocada en posición cefálica, la mejor para un parto natural.

Más allá de su condición de heredero, y al igual que en la primera gestación, el Príncipe ha vuelto a ser en este momento, el padre. El marido que acompañó a su esposa a la consulta –eso sí, siempre a horas muy bien elegidas para no coincidir con otras pacientes- y el que ha estado tan presente o más que en el primero entendiendo que su apoyo era determinante para la Princesa de Asturias, después de haber pasado ésta por la tragedia de la muerte de su hermana. También, el que la acompañará de nuevo a quirófano para ayudarla a traer a su hijo al mundo.

En la misma habitación
La princesa de Asturias se encuentra, según fuentes no oficiales, en la habitación número 17 de la clínica en la que la Casa Real ha puesto en marcha su dispositivo. En la puerta principal, los guardas de seguridad controlan la entrada y la salida de personal. En los pasillos, el movimiento rutinario del personal médico, pacientes y visitas. Y en primera línea cientos de periodistas que esperan impacientes la comparecencia del Príncipe cámara en mano. La clínica Ruber ha ofrecido un tentempié a los periodistas que hoy cumplían catorce días y catorce noches de guardia, y a los que no les ha sido recompensada dicha espera ya que los Príncipes de Asturias han llegado en un monovolumen con los cristales tintados.

El ingreso se ha producido tres semanas antes de que se cumpla el aniversario de su boda –se casaron el 22 de mayo de 2004-, y apenas quince días antes de que los Reyes celebren su 45 aniversario. (Don Juan Carlos y doña Sofía contrajeron matrimonio el 14 de mayo de 1962, en Atenas).

Más allá de su condición de Príncipes Herederos de la Corona española y de lo que para la Familia Real y la ciudadanía española supone el hecho de que vaya a nacer una segunda Infanta de España, a don Felipe y doña Letizia les gustaría vivir la llegada al mundo de su segunda hija como un nuevo e íntimo acontecimiento.

La princesa de Asturias, que sólo ha engordado ocho kilos durante su embarazo, y ha pasado al igual que todas las mujeres-mamás del mundo por la preocupación de llevar su embarazo a término, entró en el hospital con la intención de poder dar a luz de forma natural. Ahora sólo queda esperar a que se produzca el alumbramiento para conocer los detalles.

Infanta, Alteza Real y tercera en la sucesión
La octava nieta de los Reyes será la tercera en la línea de sucesión al Trono tras su padre, el príncipe de Asturias y su hermana, la infanta Leonor. La cuarta es la infanta Elena, seguida de sus hijos Froilán y Victoria Federica; y la séptima, la infanta Cristina. Tras la duquesa, sus cuatro hijos, Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel e Irene.

La pequeña nacerá con el título de Infanta de España y el tratamiento de Alteza Real. Cuando sus padres se conviertan en Reyes, será la infanta Leonor, sin embargo, la que se convierta, una vez modificada la Constitución, en la XXXVI Princesa de Asturias. Un título que fue creado en 1388 por Juan I, rey de Castilla, para que lo llevara su hijo Enrique III. (De los sucesores a la Corona española que lo han ostentado sólo cinco fueron mujeres. La primera, primogénita de los Reyes Católicos, lo tuvo en dos ocasiones pero no llegó a reinar).


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?

Haga de Hola.com su página de inicio | Boletines y alertas | Publicidad: anúnciese aquí | Contacte con nosotros | Advertencia legal | Publicación digital controlada OJD

Otras ediciones: HELLO! Inglaterra | HELLO! Canada | HELLO! Rusia | HELLO! Grecia | ¡HOLA! México

© 2000-2006, HOLA S.A., Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España) Sindicación de contenidos