Realeza y personalidades

Noticias

Como cualquier otro 6 de febrero, la Reina antepuso una vez más el dolor por la pérdida de su padre a la alegría de su entronización y se recluyó en Sandringham para asistir a una misa por el alma de su progenitor
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

La reina Isabel viajó a los Países Bajos para celebrar junto a la reina Beatriz de Holanda la conmemoración del 400º aniversario de la Iglesia Anglicana

LA REINA DE INGLATERRA CELEBRA SUS 55 AÑOS EN EL TRONO DE INGLATERRA

Tras viajar a Holanda con el príncipe de Edimburgo

6 FEBRERO 2007
Después de haber viajado a los Países Bajos para celebrar junto a la reina Beatriz de Holanda la conmemoración del 400º aniversario de la Iglesia Anglicana, la Soberana de Gran Bretaña volvió a Londres para pasar en familia la fecha que señalaba su entronización hace 55 años.
Como cualquier otro 6 de febrero, la Reina antepuso una vez más el dolor por la pérdida de su padre a la alegría de su nombramiento y se recluyó en Sandringham para asistir a una misa por el alma de su progenitor.
La Soberana inglesa jamás ha podido olvidar que fue “proclamada Reina” el mismo día en el que su padre, Jorge VI, moría de madrugada mientras dormía, en Sandringham ( 6 febrero de 1952). Tampoco, el abrazo con el que éste la despidió en el mismo aeropuerto de Londres, el 31 de enero, antes de que ella y el príncipe Felipe emprendieran una gira por los países de la Commonwealth.
Han pasado 55 años desde entonces... Desde que la primogénita de los Reyes de Inglaterra, que amanecía ese día en Kenia, África, recibiera una de las peores noticias de su vida.
La princesa de 25 años que dejaba Londres feliz e ilusionada volvía a casa para esculpir con trazos firmes y precisos una nueva era para los Windsor: la suya.
La Soberana del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, cabeza de la Commonwealth, jefe de estado de las naciones pertenecientes a la misma, jefe de la Casa Real de Windsor y jefe de la Iglesia anglicana, se hizo con la corona para vivir el resto de sus días con el convencimiento de que su deber es vivir para servir a su país.

El día que cambió su vida
Isabel II, que fue coronada el 2 de junio de 1953 en la abadía de Westminster-, no ha podido ni ha querido olvidar el momento en el que su vida cambió definitivamente... Y ésa es la razón por la que la Reina sigue viviendo en la intimidad de “su Casa” una celebración histórica.
La de su compromiso de por vida con una nación que todavía no ha podido olvidar el discurso con el que su Soberana inauguró su jubileo en Westminster Hall hace cinco años. La renovación de su promesa ante el Parlamento británico expresando su determinación en continuar, “con el apoyo de mi familia, sirviendo al pueblo de esta gran nación lo mejor que pueda a través de los cambios futuros”... "El cambio siempre ha estado presente. La manera como lo abordamos define nuestro porvenir". La Reina ensalzaría, además, durante su intervención, las virtudes del pueblo británico, al que calificó de "moderado, pragmático, tolerante, abierto, y creativo" y las de las instituciones nacionales, entre ellas la Monarquía y el Parlamento, "que deben seguir evolucionando si quieren seguir siendo faros de confianza y de unidad eficaces para las generaciones futuras", diría, entonces.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?

Haga de Hola.com su página de inicio | Boletines y alertas | Publicidad: anúnciese aquí | Contacte con nosotros | Advertencia legal | Publicación digital controlada OJD

Otras ediciones: HELLO! Inglaterra | HELLO! Canada | HELLO! Rusia | HELLO! Grecia | ¡HOLA! México

© 2000-2006, HOLA S.A., Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España) Sindicación de contenidos