Realeza y personalidades

Noticias

"Dicen que soy serio, pero yo pienso que tengo sentido del humor y que lo demuestro poniendo una nota de cordialidad a cualquier situación. Me gusta aproximarme a la gente, estar en contacto con las personas. Me gusta mi trabajo, los retos que me plantea y la variedad de experiencias que me ofrece", se define el príncipe Felipe
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

Don Felipe y doña Letizia representarán una monarquía evolucionada y formarán parte de una nueva generación de Reyes

FELIPE DE BORBÓN CELEBRA LA LLEGADA DE LOS 39 AÑOS EN FAMILIA

Por primera vez, la infanta Leonor le ayudará a apagar las velas en La Zarzuela

30 ENERO 2007
sirve la mesa, y se recoge, y se lava una camisa, y se deshace la maleta...
"¿Que cómo soy? Dicen que soy serio, pero yo pienso que tengo sentido del humor y que lo demuestro poniendo una nota de cordialidad a cualquier situación. Me gusta aproximarme a la gente, estar en contacto con las personas. Me gusta mi trabajo, los retos que me plantea y la variedad de experiencias que me ofrece".
“¿Qué cómo es?” se preguntan a sí mismos sus amigos... Pues amable, agradable, culto, tímido, prudente, cariñoso, generoso, sensible, poco llorón, inteligente, reservado, introvertido, tranquilo, sencillo, austero, cautivador, romántico, terco, reflexivo, curioso, paciente, meticuloso, ordenado, celoso de su intimidad, educado, respetuoso, muy seguro de sí mismo, la prudencia en persona, un buen y leal amigo y un gran bromista.
Don Felipe no ha salido de ningún cuento de hadas y reúne, a modo de ver de aquellos que le conocen muy bien, las condiciones óptimas para llevar -con mano segura y cercana- el timón del Estado. Buen discípulo de su gran maestro, el Rey, el Príncipe es un embajador de lujo que desarrolla -aún no teniendo constitucionalmente una misión específica- una actividad sin precedentes en la historia de nuestra monarquía. Imparable y con un único fin: prepararse mejor para ser Rey.

Ganarse el puesto cada día
Él sabe, porque vive en un país democrático, que el Rey legitima, cada momento, su existencia con el trabajo, que la Corona hay que ganársela cada día como si se tratara de un oficio, y que la existencia de la Monarquía sólo quedará justificada por su eficiencia... Por ello, se empeña cada día, en transmitir credibilidad y encarnar y proyectar la imagen de una España preparada y moderna. Ser, en definitiva, lo que, según sus palabras, a él le da miedo ser: "Un príncipe perfecto"... Siendo capaz "como hoy lo es el Rey, de inspirar, de liderar, y de ser fundamentalmente un humilde y leal servidor del pueblo español". “Ganarme el respeto y el afecto de los españoles, no de un modo gratuito, sino por cumplir bien mis deberes”. También, y en otro plano más personal, tener una vida completa como ser humano.
Don Felipe pertenece a una generación de españoles que ha crecido en democracia y que se ha visto obligada a vivir un momento de cambios y desafíos históricos en los días revolucionarios del 68. En el año en el que medio planeta contemplaba estupefacto el desarrollo de la Guerra del Vietnam y, el otro medio, celebraba la primavera de Praga y el Mayo francés... Y sabe que los reinos sólo se ganan pisándolos, conociéndolos palmo a palmo.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?

Haga de Hola.com su página de inicio | Boletines y alertas | Publicidad: anúnciese aquí | Contacte con nosotros | Advertencia legal | Publicación digital controlada OJD

Otras ediciones: HELLO! Inglaterra | HELLO! Canada | HELLO! Rusia | HELLO! Grecia | ¡HOLA! México

© 2000-2006, HOLA S.A., Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España) Sindicación de contenidos