El estilo de Michelle Obama, otro cambio para la Casa Blanca

La Primera Dama de Estados Unidos apuesta por los diseñadores de vanguardia para vestir en la toma de posesión, así como en los festejos posteriores al acto

Michelle Obama eligió a la diseñadora Isabel Toledo para vestir en la toma de posesión de su esposo como presidente de Estados Unidos.
Pulse en la imagen para ampliarla y ver más fotos.

En los bailes posteriores a la toma de posesión de Obama, Michelle llevó un vestido de corte romántico, del diseñador Jason Wu.

Que Estados Unidos vive un auténtico cambio con la llegada de Barack Obama, primer presidente de raza negra del país, es todo un hecho. Su mandato y sus posibles logros generan mucha expectación y esperanza. Sin embargo, este hombre afroamericano no se encuentra sólo ante este compromiso. Junto a él, su esposa, Michelle, también se ha convertido en pilar fundamental de esta renovación.

De momento, la Primera Dama ya ha dejado claro que huye de los convencionalismos, sobre todo, en cuanto a moda se refiere. De hecho, ha matizado que en su guardarropa, ante todo, tienen cabida los diseñadores de vanguardia, lo que ha conseguido que nombres famosos en principio sólo en los círculos de la moda pasen a ser conocidos por el público en general.

Ésto ocurrió ayer cuando se desvelaron las incógnitas sobre qué modistos serían los que la vestirían durante los actos de la toma de posesión de Barack Obama como Presidente de los Estados Unidos. Tanto por la tarde en el Capitolio, como en los bailes posteriores, Michelle Obama se decantó por diseñadores de vanguardia, lo que evidencia su personalidad a la hora de elegir atuendo.

Tonos cítricos
Así, durante el juramento de Obama como nuevo presidente de Estados Unidos, Michelle se decantó por un conjunto en guipur amarillo limón con brocados florales, compuesto por ‘fourreau’ por la rodilla y abrigo de línea recta a juego. Una creación de la diseñadora de origen cubano, Isabel Toledo.

Junto a este sorprendente vestido amarillo, adornado con pedrería en el cuello, no faltaron los tonos verdes, color que la nueva Primera Dama ha escogido para dar vida a sus complementos. Los zapatos (con tacón medio como suele ser habitual en ella -mide 1,82 metros de estatura-), de Jimmy Choo, y los guantes en piel, de J. Crew, han redondeado este ‘look’, que sin duda marcará un antes y un después dentro de la moda en el Capitolio.

Romanticismo nocturno
Por su parte, en los bailes posteriores a la toma de posesión, Michelle volvió a decantarse por otro diseñador de vanguardia, Jason Wu; el mismo que la vistió el pasado mes de noviembre cuando acudió a una entrevista televisiva con la periodista Barbara Walters.

Para la ocasión, el modisto, de 26 años, ha vestido a la Primera Dama con un vestido color marfil con detalles florales y de pedrería, falda larga y escote asimétrico drapeado. Un diseño que, siguiendo la tradición, también será donado al Smithsonian National Museum of American History.

Y, como complementos, se decantó por creaciones de la firma Loree Rodkin: pendientes de oro blanco con diamantes en talla de triple rosa; pulsera de oro blanco y sortija de oro blanco y rodio negro con diamante de talla de rosa.

  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?