Un modelo de Lacroix totalmente asimétrico.

El gusto por lo asimétrico

Se imponen los cortes desiguales, que rompen con la monotonía de los estilos más clásicos
 

Las asimetrías están dejando atrás a las prendas de corte clásico; así lo han puesto de manifiesto los grandes diseñadores, que las han incluido en sus colecciones.

En trajes de chaqueta o en vestidos vaporosos se puede observar esta tendencia. Lacroix propone unos trajes de chaqueta de corte desigual y de estilo futurista, que dejan un brazo al descubierto y otro tapado. Balenciaga se apunta a esta tendencia, pero prefiere incluirla en sus vestidos, que suelen ser vaporosos y con volantes. La firma Chloé también se decantó en su última colección por unos conjuntos de falda al bies y chaqueta cerrada a un lado con corte asimétrico. Por su parte, el diseñador Valentino apuesta también por las asimetrías, sobre todo, en los cuerpos que dejan un hombro al descubierto.
Los escotes palabra de honor y los cortes rectos son sustituidos por líneas desiguales marcadas por el uso de la tijera.
Las actrices en los estrenos de sus películas, las modelos y las famosas en general han elegido en multitud de ocasiones este tipo de vestuario. La marca de ropa y complementos Louis Vuitton opta por la desigualdad en sus chaquetas, que son abiertas y se dejan caer a un lado del cuerpo con sutileza. Por último, Clements Ribeiro escoge las asimetrías, pero las aplica a camisetas o bodies con un aire más desenfadado e informal.

Clements Ribeiro.

Balenciaga.

Chloé.

Valentino.

Vuitton.


Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.