Vacaciones en el mar con mucha elegancia

Grandes marcas crean colecciones especiales para lucir en un crucero

Los vestidos se vuelven ligeros optando por la muselina como material protagonista.

Los volantes hacen vuelo y recrean los tutús de bailarinas.

Es tradición en casas de costura como Chanel o Yves Saint Laurent lanzar cada año por estas fechas una colección crucero diseñada para vestir en glamourosas veladas abordo de un yate o transatlántico. Por supuesto, se trata de piezas que se pueden llevar en otros momentos de la vida, pero todas llevan el sello de lo lujoso, que a veces se asocia a yates privados en la Riviera francesa o en El Caribe.

El maestro del diseño Karl Lagerfeld ha creado para Chanel la colección Crucero Chanel 2002. Inspirándose en el mundo de la danza, el creador alemán ha diseñado unos vestidos ligeros y cómodos para mujeres que opten pasar sus vacaciones a bordo de un yate o un trasatlántico.

Para convertirse en una mujer de estilo sobre la cubierta del barco, Karl Lagerfeld propone faldas plisadas, drapeadas y tipo kilt -falda escocesa-. Es variable la longuitud de éstas que, además, pueden llevarse de día o de noche y combinadas con un jersey muy fino o un top.
También se incluyen vestidos con volantes en cascada, asimetrías y faldones recortados, todo ello imitando a los tutús de las bailarinas. Chaquetas, shorts, cárdigans y camisetas sin mangas son otras de las piezas propuestas.

Las telas elegidas para la confección de las prendas son de varios tipos, aunque predomina el uso de la muselina. Igualmente, también se utiliza el punto, el tweed -tejido de lana ligera-, el vaquero, el cachemir, la viscosa y el algodón.
El color predominante de todas las creaciones es el azul marino. Éste se combina con distintas tonalidades de rosa, gris perla y blanco.

Como complementos para esta colección, Chanel lanza toda una línea de bolsos que incluyen monederos y shopping bags, en azul marino con costuras a la vista blancas o a la inversa. Para la cabeza, una gama de pañuelos a rayas recogen el pelo y lo dejan tirante. Por su parte, el calzado elegido para estas "bailarinas del mar" son escarpines de satén con cintas entrelazadas que reproducen las zapatillas típicas de ballet.

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.