Con un hombro al aire

Los hombros, siempre sexys, quedan al aire esta temporada, pero mientras uno se luce, el otro queda cubierto en franca asimetría
 

El modo de vestir de un ciudadano de la antigua Roma, con su característica toga, o el de una mujer hindú con su sari, han inspirado una acusada tendencia para esta primavera-verano: llevar un hombro al aire.

Los desfiles de diseñadores tan distantes entre sí como Versace, Chloé o Valentino tienen la asimetría, y en concreto esta tendencia, como curioso denominador común, un estilo que reivindica el fuerte atractivo de la desigualdad, de lo diferente.
Este estilo no sólo está presente en los trajes de noche, sino también en ropa sport y de diario. Se trata de prendas, principalmente tops y blusones de manga murciélago, que dejan el hombro descubierto, se muestran abiertamente de forma descompensada, y aportan un toque muy sexy al atuendo femenino.

La huida de la armonía es la constante de esta moda, una propuesta muy nueva y muy confortable, seguida ya fielmente en los círculos del glamour, y que resulta ideal para llevar con el buen tiempo.

Martina Klein, vestida de Valentino.

Vestido con pedrería, de Versace

Vestido con flores bordadas, Valentino

La modelo Carmen Kaas, de Lanvin

Blusa de corte asimétrico, de Lacroix

Blusa negra con plátanos, de Chloé

 

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.